El alumbrado en la ITV

Todo lo que debes saber para una ITV Favorable

Todo lo que debes saber para una ITV Favorable

El alumbrado en la ITV

El alumbrado es fundamental para conducir, y es uno de los elementos del vehículo que ayuda a evitar accidentes.

Miércoles, 24 noviembre, 2021


Nos facilita la visibilidad no solo por la noche, sino también en situaciones adversas como son la lluvia intensa o la niebla, entre otras. Y no solo eso: también permiten que otros conductores nos vean.

Durante el proceso ITV, muchos conductores no superan la inspección técnica porque en el momento de revisar el alumbrado, se detectan defectos en el sistema de iluminación de sus vehículos. A continuación te dejamos algunos de los defectos graves más comunes que suele presentar el alumbrado de los vehículos cuando pasan la inspección técnica.

Luces de cruce o carretera

En este caso, aquello a lo que el inspector prestará más atención es la orientación del haz luminoso, con el objetivo de no deslumbrar a otros usuarios, así como el color de la luz. En este caso, se consideran defectos graves, entre otros:

  • Si no funciona ninguna luz de carretera.
  • Si no funciona alguna de las luces de cruce.
  • Si el haz de luz en las luces de cruce está alto (ya que deslumbraríamos a otros usuarios, con el peligro que esto conlleva). En este caso, tras la reforma del manual en junio de 2021, si utilizando un regulador de altura de luces se corrige este error, no constará como defecto grave.
  • Si la intensidad de las luces de carretera es demasiado alta.
  • Si los faros no están homologados.
  • Si la luz emitida no es la reglamentaria.
  • Si el sistema presenta defectos que afectan a su correcto funcionamiento o debido a ellos los faros pueden llegar a desprenderse.
  • Si las luces de carretera no se apagan todas con un solo mando.

En cambio, en el caso de las luces de cruce y carretera, serán defectos leves:

  • Si al entrar en la línea de inspección, no funciona alguna luz de carretera.
  • Si el haz de luz en las de cruce está bajo o tiene una desviación lateral.
  • Si el sistema de alumbrado presenta algún defecto pero no impide su correcto funcionamiento.
  • Si no se enciende el testigo que indica que tenemos las luces de carretera (largas) encendidas.
  • Si el mando con el que nivelamos manualmente las luces no funciona.

Luces de circulación diurna en la ITV

Estas luces no son obligatorias, pero si el coche en cuestión las lleva de serie, también se revisan en la ITV. Por cierto, si el coche no las llevaba de serie y se las has implementado después, se considera reforma y tendrás que legalizar dicha instalación antes de la inspección.

Estas luces deben activarse automáticamente cuando encendemos el motor del vehículo y apagarse cuando activamos las luces de carretera o los antiniebla. A continuación, algunos defectos graves que suelen presentar estas luces:

  • Si el color de estas luces no es el correcto.
  • Si su funcionamiento no es como lo describimos unas líneas más arriba.
  • Si el sistema de luces diurnas no está homologado / legalizado.
  • Si alguna de las luces de circulación diurna no está situada correctamente.
  • Si el número de luces no es el adecuado.
  • Si presentan algún defecto que comprometa su correcto funcionamiento.

Sin embargo, serán defectos leves los siguientes:

  • No funciona alguna de las luces diurnas.
  • Si presentan algún defecto pero éste no afecta a su correcto funcionamiento.

Luces de posición

Cuando hablamos de este tipo de luces, es importante señalar que las delanteras deben ser de color blanco (este color no es obligatorio si el coche está matriculado antes de julio de 1999) y las traseras deben ser rojas. Se consideran faltas graves las siguientes:

  • Las luces de posición no funcionan correctamente.
  • El número de luces no es el adecuado.
  • Las luces no están bien situadas (no cuentan con la separación reglamentaria, no están a la altura correcta, etc).
  • No están homologadas.
  • No funcionan las delanteras, las traseras o las de un lateral.
  • El color de las mismas no es correcto.
  • Al activar las luces de posición, se encienden otras.
  • Si existe algún defecto que impida su funcionamiento o implique riesgo de caída.

Por otro lado, son defectos leves:

  • Si presentan defectos pero no impiden su correcto funcionamiento.
  • Si el testigo que indica que las tenemos encendidas no funciona.

Luz de freno

Esta luz tiene que ser de color rojo, y es importantísima para que los conductores que nos siguen se enteren visualmente de que ellos también van a tener que frenar. En el caso de estas luces, son defectos graves:

  • El no funcionamiento de las luces de freno.
  • Si alguna de las luces de freno no se enciende al mismo tiempo que las demás.
  • Si al activar el freno, se enciende otra luz.
  • Si no son correctos el número de luces o la situación de las mismas.
  • Si no están homologadas.
  • Si presentan algún defecto que impidan su funcionamiento o pueden desprenderse.
  • Si la luz que emiten no es de color rojo.
  • Si su intensidad es menor que las luces de posición.

En caso de que una de las luces esté fundida o no funcione, o presente errores que no impliquen su correcto funcionamiento, serán defectos considerados leves.

Intermitentes en la ITV

En el caso de los intermitentes, que permiten a otros usuarios de la vía saber nuestras intenciones (girar, cambio de sentido, aparcar…), deben ser de color amarillo auto. Si tu vehículo está matriculado antes del 14/04/1978, no es obligatorio que los intermitentes delanteros sean de este color. En el caso de los intermitentes, se considera defecto grave:

  • Si no están homologados.
  • Si no funciona bien o hay riesgo de desprendimiento.
  • Si no funciona uno de los intermitentes.
  • Si la frecuencia del intermitente no es la correcta.
  • Si alguno de los intermitentes no está situado correctamente.
  • Si no son del color reglamentario.
  • Si al activar los intermitentes se encienden luces que no corresponden.

Por otro lado, se considerarán defectos leves:

  • Si el sistema de intermitencia funciona correctamente, aunque presenta algún defecto de estado.
  • Si no funciona alguno de los intermitentes laterales complementarios.
  • Si la frecuencia de alguno de los intermitentes laterales complementarios no es correcta.
  • Si el testigo no se enciende.

Señal de emergencia

En realidad, la señal de emergencia consiste en que se enciendan los todos los intermitentes. En este caso, serán defectos graves si no funciona el sistema, si la frecuencia no es la correcta, o si al activarlo se enciende una luz diferente.

Será un defecto leve si simplemente no se enciende el testigo al activar los “Warning”.

Luz de la matrícula en la ITV

Esta luz debe ser de color blanco y es esencial para que la matrícula pueda ser vista y leída sobre todo desde la parte trasera por otros usuarios. En este caso, se consideran defectos graves los siguientes:

  • No funciona ninguna luz que ilumina la matrícula.
  • La luz no es de color blanco.
  • La placa no cuenta con la iluminación suficiente.
  • Las luces tienen algún tipo de defecto que impide que se ilumine la matrícula correctamente.
  • Hay riesgo de que las luces de la matrícula se desprendan.

Si estas luces están defectuosas pero aún así funcionan correctamente, el defecto será considerado leve.

Luz de marcha atrás

Los conductores no le dan a esta luz la importancia que en realidad merece, cuando la mayoría de defectos que pueden darse en este tipo de alumbrado son considerados graves:

  • No funciona ninguna luz de marcha atrás.
  • El piloto no está homologado.
  • El número de luces no es correcto.
  • Si hay riesgo de que el foco se caiga.
  • El color de la luz no es el adecuado.
  • Si se queda la luz encendida al quitar la marcha atrás, o al iniciar marcha atrás se activara otra luz no reglamentaria.
  • Las luces no están situadas correctamente.

Luces antiniebla

Las luces anti-niebla nos permiten ser vistos por otros usuarios (tanto a aquellos que llevamos delante o con los cuales nos cruzamos, como aquellos que se sitúan detrás) en condiciones de muy baja visibilidad a causa de niebla espesa.

Luz antiniebla trasera

En este caso, se consideran defectos graves:

  • Si las bombillas están fundidas o no funcionan.
  • Si el número de luces o su color no es correcto.
  • Si no están una de las dos bombillas o ambas no está bien situadas.
  • Si no están homologadas.
  • Si presentan defectos de estado y no funcionan correctamente o puede desprenderse.
  • Si no funciona la luz trasera izquierda o la central.
  • Si al activarlas se encienden otras luces.

Por otro lado, se considerará defecto leve si una de las luces antiniebla traseras no ilumina, si el sistema presenta algún defecto de estado, pero no influye en el funcionamiento o si solo da fallo el testigo.

Luz antiniebla delantera

En el caso de la luz antiniebla delantera, se considera defecto grave:

  • El número de luces antiniebla o el color de las mismas no es correcto.
  • Si no están bien situadas.
  • Si no están homologadas.
  • Si están defectuosas y esto conlleva que no funcionen correctamente o puedan desprenderse.
  • Al activarlas se encienden otras luces.

En este caso, si están fundidas o no funciona alguna de las luces se considera defecto leve. También es defecto leve si están defectuosas pero esto no afecta a su correcto funcionamiento o si da fallo el testigo.

Desde TÜV SÜD siempre recomendamos comprobar los principales elementos a revisar durante la ITV, para no llevarnos sorpresas en la estación. ¿Has revisado ya el alumbrado de tu vehículo antes de acudir a tu estación ITV?

Siguientes pasos

Site Selector