Recarga de vehículos eléctricos

FAQ - Infraestructura de recarga de vehículos eléctricos

Respuestas de nuestros/as expertos/as

Respuestas de nuestros/as expertos/as

¿Cumplen tus puntos de recarga con sus normativas?

Al tiempo que la tecnología avanza y la movilidad eléctrica se convierte en una realidad, la seguridad de sus instalaciones de recarga e infraestructuras se convierte en una prioridad. Nuestros/as expertos/as reciben multitud de dudas sobre sus normativas y requisitos, y han querido responder a las más habituales. 

 

Respondemos a las preguntas más frecuentes sobre los puntos de recarga de vehículo eléctrico

  • ¿Qué normativa le es de aplicación a las instalaciones eléctricas destinadas a la infraestructura para la recarga del vehículo eléctrico?

    Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto por el que se aprueba el Reglamento electrotécnico para baja tensión.


    Real Decreto 1053/2014, de 12 de diciembre, por el que se aprueba una nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC) BT 52 del Reglamento electrotécnico para baja tensión aprobado por el Real Decreto  842/2002, de 2 de agosto , y se modifican otras instrucciones técnicas complementarias del mismo.

    A parte de incluir la nueva ITC, modifican las ITC´s BT 2, 4, 5, 10, 16, 25 a través de sus Disposiciones Finales.


    El Real Decreto Ley 15/2018, de 5 de octubre, en cuyo apartado VII  se elimina la figura del gestor de cargas prevista en la Ley del Sector Eléctrico, al considerar esta como excesivamente rígida y desincentivadora de la actividad. 

    Consecuencia de lo anterior, en su disposición derogatoria única, deroga el Real Decreto 647/2011, de 9 de mayo, por el que se regula la actividad de gestor de cargas del sistema para la realización de servicios de recarga energética, excepto sus disposiciones adicionales, transitorias y finales.

    Dicho lo anterior, debería también haber sido modificado el Real Decreto 1053/2014, de 12 de diciembre, ya que en su preámbulo incluye un nuevo agente en el sector eléctrico que es el citado “gestor de cargas del sistema” que, excluyendo a los titulares de plazas de uso privativo con punto para la recarga del vehículo eléctrico, eran los únicos autorizados para gestionar los puntos de suministro de uso público.

    Curiosamente, el 23/03/2023 se publica en el BOE la última versión actualizada del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión y dentro de la ITC BT 52, más concretamente en el apartado 1 “Objeto y ámbito de aplicación” se sigue haciendo mención a la figura del gestor de carga. 


    La Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética, en cuyo artículo 15 se trata el asunto de la instalación de puntos de recarga eléctrica.


    Real Decreto Ley  29/2021, de 21 de diciembre, por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito energético para el fomento de la movilidad eléctrica, el autoconsumo y el despliegue de energías renovables, en cuyo título primero versa sobre la infraestructura de recarga.

    Importante el artículo 2 en el que se determina que dotaciones de punto de recarga y tipo ha de instalarse en las instalaciones de suministro de combustible en función del volumen de ventas del mismo, y el artículo 4 que determina las dotaciones mínimas de recarga de vehículos eléctricos en aparcamientos adscritos a edificios de uso distintos al residencial o estacionamientos existentes no adscritos a edificios.


    Real Decreto 184/2022, de 8 de marzo, por el que se regula la actividad de prestación de servicios de recarga energética de vehículos eléctricos, que establece los requisitos administrativos y legales que han de cumplir los prestadores de servicios de recarga energética en infraestructuras de puntos de recarga de  vehículos eléctricos de acceso público.


    Real Decreto 450/2022, de 14 de junio por el que se modifica el Código técnico de la Edificación aprobado por el Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo. De gran importancia es la disposición final primera que modifica el citado Real Decreto 1053/2014 y la ITC BT 52.

  • ¿Qué documentación es necesaria para la inspección de puntos de recarga de vehículo eléctrico?

    La norma UNE 192007-1 determina cual es la documentación preceptiva a la hora de realizar las inspecciones reglamentarias. Esta sería:

     

    Para inspecciones iniciales:

    • Identificación fiscal del titular de las instalaciones.
    • Proyecto.
    • Resultado de las verificaciones realizadas por la empresa instaladora.
    • Certificado de dirección de obra firmado por el correspondiente técnico titulado competente.
    • Contrato de mantenimiento y libro de mantenimiento (si procede según reglamentación nacional  o autonómica).

     

    Para inspecciones periódicas:

    • Identificación fiscal del titular de las instalaciones.
    • Contrato de mantenimiento y libro de mantenimiento (si procede según reglamentación nacional  o autonómica).
    • Último certificado de inspección inicial o periódica (según corresponda).
    • Contrato de suministro o última factura del suministro eléctrico.
    • Descripción, esquema unifilar o reproducción de la instalación (firmado por técnico titulado competente o empresa instaladora, según corresponda) y documento de clasificación de emplazamientos con riesgo de incendio o explosión.
    • Memoria técnica o proyecto, según corresponda, en caso de reparación de importancia, modificación o ampliación sobre la base de inspecciones anteriores (esquemas unifilares y reproducción de cuadros).

     

    Hay que tener en cuenta que pueden ser requerida documentación adicional a la anterior según la Comunidad Autónoma en la que se encuentre ubicada la instalación.

  • ¿Están sujetas las instalaciones eléctricas para la recarga del vehículo eléctrico a inspecciones reglamentarias por un organismo de control?

    Serán objeto de una inspección inicial por parte de un organismo de control las siguientes:

    • Las de potencia prevista superior a 50 kW.
    • Las ubicadas en el exterior de potencia prevista superior a 10 kW
    • Las que incluyan estaciones de recarga previstas para el modo de carga 4 indistintamente de su potencia y ubicación.

    Serán objeto de inspección periódica por parte de un organismo de control, todas las anteriores cada cinco años.

  • ¿Qué normativa regula la dotación mínima de infraestructura para a recarga de vehículo eléctrico?

    El Real Decreto 1053/2014, de 12 de diciembre, por el que se aprueba una nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC) BT 52, y se modifican otras instrucciones técnicas complementarias del mismo, determina las dotaciones mínimas de la estructura para la recarga del vehículo eléctrico en edificios  o estacionamientos de nueva construcción y en vías públicas.

    La Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética, en su  Artículo 15 determina el número de infraestructuras para la recarga del vehículo eléctrico del que han de dotarse las estaciones de suministro de combustible y carburantes en función del volumen de combustible expedido por las mismas durante el año 2019, y  para aquellas de nueva ejecución o las sean objeto de reforma y requieran revisión del título administrativo.

    También comunica que en un futuro se modificará el Código Técnico de la Edificación mediante el R.D. 450/2022, para determinar los criterios que han de adoptarse en relación a la dotación de infraestructura para la recarga del vehículo eléctrico en edificios de nueva construcción y en intervenciones en edificios existentes.

     

    El Real Decreto-Ley 29/2021 de 21 de diciembre, en su Título I aborda el fomento de la movilidad eléctrica mediante el despliegue de la infraestructura.

    En su artículo 2, a efectos de lo establecido por el apartado 11 del artículo 15 de la citada Ley 7/2021, en relación con el párrafo segundo de su disposición final decimoquinta, establece las obligaciones en materia de instalación de puntos de recarga eléctrica que han de cumplir las personas concesionarias de carreteras estatales con contratos en ejecución a 22 de mayo de 2021 en los que se incluyan instalaciones de suministro de combustibles y carburantes a vehículos.

    El artículo 4, establece las dotaciones mínimas de infraestructura para la recarga del vehículo eléctrico que, con anterioridad al 1 de enero de 2023, deberían disponer los aparcamientos adscritos a edificios de uso distintos al residencial o estacionamientos existentes no adscritos a edificio.

     

    Por último, el Real Decreto 450/2022, de 14 de junio incorpora al documento Básico DB-HE “Ahorro de energía” una nueva sección HE 6 denominada “Dotaciones mínimas para la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos”, en cuyo punto 3 “Cuantificación de la exigencia” se determina cual ha de ser esta en función del uso.

  • ¿Qué dispositivos de protección han de instalarse en las instalaciones eléctricas destinadas a la infraestructura para la recarga del vehículo eléctrico?

    Lógicamente han de contemplarse las prescripciones establecidas en la ITC-BT 22 “Instalaciones interiores o receptoras. Protección contra sobreintensidades, la ITC BT 23 “Instalaciones interiores. Protección contra sobretensiones” y la ITC BT 24 “Instalaciones interiores o receptoras. Protección contra los contactos directo es indirecto”, dispositivos de protección que se detallan en la ITC BT 52 “Instalaciones con fines especiales. Infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos”.

    En relación a la protección contra sobreintensidades (sobrecargas y cortocircuitos), el punto 6.3 de la ITC BT 52 indica que los circuitos de recarga hasta el punto de conexión han de protegerse mediante dispositivos de corte omnipolar con curva C.

    Cada punto de recarga ha de protegerse de manera individual, pudiendo estar esta protección en el interior del propio SAVE (sistema de alimentación específico del vehículo eléctrico)

    • En instalaciones previstas para modo de carga 1 o 2 en las que el punto de recarga esté constituido por tomas de corriente conformes con la norma UNE 20315, el interruptor automático que protege cada toma deberá tener una intensidad asignada máxima de 10 A, aunque se podrá utilizar una intensidad asignada de 16 A, siempre que el fabricante de la base garantice que queda protegida por este interruptor automático en las condiciones de funcionamiento previstas para la recarga lenta del vehículo eléctrico con recargas diarias de ocho horas, a la intensidad de 16 A.
    • En las instalaciones prevista para modo de carga 3 la selección del interruptor automático que protege el circuito que alimenta la estación de recarga garantizará la correcta protección del circuito, evitando al mismo tiempo el disparo intempestivo de la protección durante el proceso de recarga. Para su selección se puede utilizar como referencia la documentación del fabricante de la estación.
    • En relación a las sobretensiones, todos los circuitos deben estar protegidos contra sobretensiones temporales y transitorias. Los dispositivos de protección contra sobretensiones temporales estarán previstos para una máxima sobretensión entre fase y neutro hasta 440 V.
    • Referente a la protección frente a contactos indirectos, cada punto de conexión deberá protegerse individualmente mediante un dispositivo de protección diferencial de corriente diferencial-residual asignada máxima de 30 mA y de clase A, que podrá formar parte de la instalación fija o estar dentro del SAVE. Con objeto de garantizar la selectividad la protección diferencial instalada en el origen del circuito de recarga colectivo será selectiva o retardada con la instalada aguas abajo.
    • En el caso de puntos de recarga ultrarápidos, en los que se emplea corriente continua, es recomendable el empleo de diferenciales de clase B, ya que estos son capaces de detectar corrientes de fuga con componente continua, circunstancia que no se da en los de clase A (corrientes de fuga con componentes alternas y pulsantes).
  • ¿Qué dotación mínima de infraestructura para la recarga de vehículo eléctrico han de tener las distintas instalaciones?

    A fecha de hoy, han de ser las siguientes:

    • En instalaciones de suministro de combustibles y carburantes a vehículos concesionarias de carreteras estatales (tras revisiones bianuales a partir del año 2023 y mediante Resolución de la Secretaría de Estado de Energía , de conformidad a lo indicado en el artículo 15, apartado 7 de la Ley 7/2021, de 20 de mayo) ha de disponerse:

     

    • Aquellas cuyo volumen anual agregado de ventas de gasolina y gasóleo A sea superior o igual a 10 millones de litros, instalará al menos una infraestructura de recarga eléctrica de potencia igual o superior a 150 kW en corriente continua.
    • Aquellas cuyo volumen anual agregado de ventas de gasolina y gasóleo A sea superior o igual a 5 millones de litros e inferior a 5 millones de litros, instalará al menos una infraestructura de recarga eléctrica de potencia igual o superior a 50 kW en corriente continua.
    • Las ubicadas en provincias, Ciudad Autónoma o isla, que aun no teniendo un volumen agregado de ventas de gasolina y gasóleo A igual o superior de 5 millones de litros, cuando ordenadas de mayor a menos volumen de ventas anuales agregadas de gasolina y gasóleo, conjunta o individualmente, alcancen al menos el 10% de las ventas anuales totales en las citadas áreas geográficas, instalarán al menos una infraestructura de recarga eléctrica de potencia igual o superior a 50 kW en corriente continua.

     

     

    • En todos los edificios de uso distinto al residencial privado que cuenten con una zona de uso de aparcamiento con una dotación superior a 20 plazas, ya sea en el interior o en un espacio exterior adscrito, así como en los estacionamientos existentes , no adscritos a edificios con más de 20 plazas, se deberá disponer de las siguientes dotaciones mínimas para la infraestructura para la recarga del vehículo eléctrico:
    • Con carácter general, se instalará una estación de recarga por cada 40 plazas de aparcamiento o fracción, hasta 1.000 plazas, y una estación de recarga más por cada 100 plazas adicionales o fracción.
    • En los edificios que sean titularidad de la Administración General del Estado o de los organismos públicos vinculados a ella o dependientes de la misma, se instalará una estación de recarga por cada 20 plazas de aparcamiento o fracción, hasta 500 plazas, y una estación de recarga más por cada 100 plazas adicionales o fracción.

     

    • En aparcamientos o estacionamientos de nueva construcción o sujetos a reformas importantes posteriores a la entrada en vigor del R.D. 450/2022 (16 de junio de 2022) no ubicados en un edificio ni adscritos al mismo y, por lo tanto, fuera del ámbito de aplicación del Documento Básico de Ahorro de Energía (DB HE) del Código Técnico de la Edificación, se deberá instalar como mínimo una estación de recarga por cada 40 plazas de estacionamiento, o fracción.
    • En la vía pública deberán efectuarse las instalaciones necesarias para des suministro a las estaciones de recarga ubicadas en las plazas destinadas a vehículos eléctricos que estén previstas en los Planes de Movilidad Sostenible supramunicipales o municipales.
  • ¿Cómo funciona un punto de recarga?

    Un punto de recarga, lo que hace es absorber  la corriente eléctrica (en corriente alterna) bien sea desde la red de distribución de las compañías de distribución eléctrica en baja tensión, bien sea desde:

    • Un centro de transformación de abonado (en el caso de estaciones de movilidad eléctrica dotada de muchos puntos de recarga)
    • Puntos de gran potencia (como es el caso de los puntos de recarga ultra rápidos con potencias unitarias superiores a 150 kW)

    Esto para que un convertidor (todos los vehículos eléctricos llevan en su interior un cargador) transforme la corriente alterna en corriente continua, ya que las baterías de los coches funcionan con corriente.


 

Si te surgen más dudas sobre los puntos de recarga de vehículos eléctricos, no dudes en contactar con nuestros expertos.

¡Queremos ayudarte a evitar sanciones y mantener seguras tus instalaciones!

Siguientes pasos

Site Selector