Failure Mode and Effects Analysis FMEA

Failure Mode and Effects Analysis (FMEA)

Previene riesgos y garantiza la calidad

Previene riesgos y garantiza la calidad

En TÜV SÜD entendemos lo importante que es para ti ofrecer productos y procesos seguros y de calidad. Por eso, queremos poner a tu disposición nuestro servicio de Failure Mode and Effects Analysis (FMEA). Con esta herramienta, podrás anticiparte a situaciones de riesgo y evitar accidentes o incidentes indeseados.

 

¿Qué es y para qué sirve el FMEA?

El Análisis de Modos Fallo y Efectos (FMEA) es una herramienta esencial para evaluar la fiabilidad de sistemas y prevenir posibles fallos en tus procesos, productos o servicios. Con un enfoque inductivo, identificamos los posibles fallos y sus consecuencias, lo que nos permite tomar medidas proactivas para corregirlos y evitar impactos negativos. Queremos ayudarte a aumentar la fiabilidad de tu instalación, establecer medidas de protección que eviten que los fallos sean significativos, y garantizar la seguridad. Sabemos que tus metas son importantes, y con el FMEA podrás alcanzarlas de manera más eficiente y segura.

 

VENTAJAS DEL ANÁLISIS FMEA

El análisis FMEA ofrece ventajas clave para tu empresa:

  • Aumentamos la detección de fallos y te ofrecemos la oportunidad de implementar medidas preventivas.
  • Puede servir como base para detectar sistemas, elementos y fallos que deban ser objeto de análisis más rigurosos.
  • Se genera una documentación básica sencilla, con planes de acción claros, y responsables asignados para cada medida.
  • Pueden cuantificarse probabilidades de ocurrencia de los modos de fallo, haciendo que el análisis sea semicuantitativo.

 

Proceso de implementación del FMEA

El proceso de implementación del FMEA consta de varios pasos esenciales:

  1. Delimitar el caso de estudio: Identificar y listar todos los elementos de equipo (de proceso y de control) dentro de una sección del proceso en la planta.
  2. Definir los modos de fallo: Identificar los posibles modos fallos en cada componente, considerando experiencias anteriores y diferentes situaciones.
  3. Describir el efecto del fallo: Detallar claramente el impacto que tendría cada fallo en el sistema, teniendo en cuenta su gravedad y consecuencias a corto y largo plazo.
  4. Evaluar el grado de gravedad: Asignar un valor para determinar el nivel de severidad del fallo, considerando su impacto en la seguridad, calidad o eficiencia del proceso.
  5. Identificar las posibles causas del fallo: Determinar todas las causas potenciales que podrían llevar a la aparición de cada modo de fallo, para poder abordarlas adecuadamente.
  6. Estimar la frecuencia de los fallos: Evaluar la probabilidad de ocurrencia de cada fallo, basándose en datos históricos, experiencia previa o bibliografía.
  7. Definir los mecanismos de detección del fallo: Establecer métodos y controles para detectar y prevenir la aparición del fallo, reduciendo su impacto en el sistema.
  8. Calcular el índice de riesgo: Multiplicar los valores de gravedad, frecuencia y detección para obtener un índice de riesgo, que permitirá priorizar las acciones de mejora.

Al seguir este proceso de manera sistemática, se logra una identificación precisa de los fallos, su evaluación y la implementación de medidas preventivas y correctivas adecuadas. Esto conduce a una mejora continua de la calidad, seguridad y eficiencia del proceso, generando beneficios tanto a corto como a largo plazo.

 

¿Por qué elegir tüv süd?

Sabemos que cada cliente es único y nos tomamos el tiempo para entender tus necesidades específicas. Nuestro equipo experto y nuestros recursos técnicos están a tu disposición para brindarte un servicio de calidad y confianza. Trabajaremos estrechamente contigo, ofreciéndote soluciones personalizadas y asesoramiento profesional para cumplir con los más altos estándares. Queremos que te sientas respaldado y que confíes en nosotros como tu socio de confianza.

 

 

Servicio ofrecido por TÜV SÜD Iberia S.A.U.

 

Siguientes pasos

Site Selector