¿Qué son los distintivos ambientales?

Clasificando los vehículos según su impacto medioambiental

Clasificando los vehículos según su impacto medioambiental

¿Qué son los distintivos ambientales y cuál le corresponde a mi vehículo?

“Comprobar si nuestro vehículo tiene derecho a alguna de estas etiquetas y averiguar cuál le corresponde es muy sencillo”

Miércoles, 26 mayo, 2021


El distintivo o etiqueta ambiental es una manera de clasificar los vehículos según su eficiencia energética o el impacto medioambiental que estos generan. ¿El objetivo? Discriminar de manera positiva a aquellos vehículos que más respetan el entorno. 

Esto sirve de gran ayuda a las políticas municipales, ya que ayudan a clasificar a los vehículos en periodos de restricción del tráfico por alta contaminación. También son una potente herramienta municipal para la promoción de nuevas tecnologías mediante beneficios fiscales o relacionados con la movilidad y el entorno. 

¿Cuántos distintivos ambientales existen y cómo clasifican?

Existen básicamente cuatro distintivos ambientales: 

  • Etiqueta 0 emisiones, Azul: Son los vehículos más eficientes. Esta etiqueta les corresponde a vehículos eléctricos de batería (BEV), eléctricos de autonomía extendida (REEV), eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía de 40 km o vehículos de pila de combustible.
  • Etiqueta Eco: En este distintivo incluimos a la mayoría de vehículos híbridos, gas o ambos. Se trata de eléctricos enchufables con autonomía inferior a 40 km, híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural y gas (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP). Deben cumplir los criterios de la siguiente etiqueta:
  • Etiqueta C, Verde: Esta etiqueta clasifica a vehículos de combustión interna que cumplen con las últimas emisiones EURO. Hablamos de turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de septiembre de 2015. Vehículos de más de 8 plazas y pesados gasolina y diésel, matriculados desde 2014.
  • Etiqueta B, Amarilla: Les correspondería a vehículos de combustión interna que, aunque no cumplan con las últimas especificaciones de las emisiones EURO, sí que lo hacen con anteriores especificaciones. Esta etiqueta corresponde a turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas desde el 1 de enero de 2001 y diésel a partir de 2006. Vehículos de más de 8 plazas y pesados gasolina y diésel, matriculados desde 2006.

¿Cómo saber qué etiqueta medioambiental le corresponde a mi vehículo?

Es importante señalar que no todos los vehículos tienen derecho a llevar un distintivo ambiental. Para comprobarlo solo necesitamos el número de matrícula de nuestro vehículo. Podemos comprobarlo de varias maneras. 

  1. Por internet, sin necesidad de identificarnos previamente. También, puedes acceder al fichero de matrículas, con sus distintivos correspondientes. Esto lo encontrarás en el Portal Estadístico, en la opción de menú Distintivo Ambiental.
  2. Desde miDGT, la app para Smartphones y tabletas de la Dirección General de Tráfico, también puedes consultar el distintivo de coche. 
  3. Por teléfono, llamando al número 060, donde nos atenderá un agente especializado. 
  4. Presentándote en cualquier Jefatura u Oficina de Tráfico. En este caso, debes pedir cita previa por internet o llamando al 060.

¿Cómo consigo mi distintivo ambiental?

Ya hemos comprobado que nuestro vehículo tiene derecho a un distintivo ambiental y cuál es el que le corresponde. El siguiente paso es adquirirlo. 
Puedes comprar tu distintivo en cualquier Oficina de Correos, en la red de talleres de la CETRAA (Confederación Española de talleres) y en otras redes de talleres autorizados, Gestores Administrativos, IDEAUTO (Instituto de Estudios de Automoción) y si necesitas distintivos para una flota de vehículos, puedes conseguir los distintivos mediante la asociación Ganvan. 

¿Es obligatorio llevar la etiqueta medioambiental?

La colocación del distintivo es voluntaria.

Sin embargo, depende de la normativa municipal, por lo que depende de los Ayuntamientos que sea obligatoria llevarla puesta o no. Las competencias sobre circulación en el interior de las ciudades están delegadas a las administraciones públicas. En el caso de Madrid, es obligatorio.

No olvides seguirnos en nuestro perfil de Instagram @tuvsuditv para más información, consejos y noticias. 

Siguientes pasos

Site Selector