Gestión de suelos contaminados en España
3 min

Proceso de gestión de suelos contaminados en España

Artículo de opinión

"La responsabilidad de la gestión y restauración de los suelos contaminados recae en los propietarios o titulares de las actividades que han generado la contaminación"

13 Marzo 2024


El proceso de gestión de suelos contaminados en nuestro país es un aspecto crucial en la preservación del medio ambiente y la protección de la salud pública. Es importante destacar que la gestión de suelos contaminados en España se rige por el principio de "quien contamina, paga", lo que implica que la responsabilidad de la gestión y restauración de los suelos contaminados recae en los propietarios o titulares de las actividades que han generado la contaminación.

Este proceso tiene varias etapas bien definidas que abordan desde la identificación inicial de la contaminación hasta la restauración del suelo afectado:

 

Etapas de la gestión de suelos

 

Identificación de la contaminación

La identificación de la contaminación puede surgir por diferentes vías, por ejemplo, por medio de estudios ambientales realizados en zonas de interés, por denuncias ciudadanas o por la existencia de actividades industriales que han podido provocar la contaminación del suelo. Una vez detectada la posible contaminación, se realiza un análisis preliminar para comprobar la existencia de contaminantes y evaluar su grado de peligrosidad.

Evaluación de la contaminación

La evaluación de la contaminación es el proceso que permite conocer la naturaleza, la extensión y el grado de la contaminación. Se analizan las muestras tomadas en la fase anterior y se realizan estudios geológicos e hidrogeológicos para conocer la dinámica del suelo y su posible impacto en los acuíferos.

Declaración de suelo contaminado

Si se confirma la existencia de contaminación y se considera que es necesario intervenir, se declara oficialmente el suelo como contaminado. La declaración de suelo contaminado conlleva la identificación de la propiedad o los propietarios responsables de la contaminación.

Plan de investigación

Una vez declarado el suelo contaminado, se elabora un plan de investigación detallado para conocer en profundidad el tipo de contaminante, su origen y el nivel de contaminación. Este plan de investigación se desarrolla con el objetivo de establecer una base sólida para el plan de acción y asegurar una gestión adecuada del suelo.

Análisis de riesgos

El análisis de riesgos se realiza con el objetivo de evaluar el peligro que representa la contaminación para la salud humana y el medio ambiente. Se analizan los posibles escenarios de exposición, las vías de exposición y los efectos que puede tener la exposición a los contaminantes en la salud humana y el medio ambiente.

Plan de acción

Con los resultados de la investigación y análisis de riesgos se establece un plan de acción que incluye medidas para la eliminación o reducción de la contaminación, la protección de la salud humana y el medio ambiente, y la restauración del suelo. El plan de acción es un documento que define las acciones a realizar, su plazo de ejecución y los costes asociados a cada una de ellas.

Ejecución de las medidas

La ejecución del plan de acción implica llevar a cabo las medidas establecidas en el mismo, que pueden incluir la remediación del suelo, la eliminación de los contaminantes, la implementación de medidas de control de la contaminación o la gestión del suelo. En esta etapa, se realizan las tareas necesarias para restaurar el suelo y minimizar los riesgos para la salud humana y el medio ambiente.

Supervisión y seguimiento

Una vez implementadas las medidas establecidas en el plan de acción, se realiza un seguimiento y supervisión de las mismas. Esta etapa es fundamental para asegurar que la contaminación se haya eliminado o reducido a niveles seguros y garantizar que no se vuelva a producir en el futuro.

Informe final

Una vez completadas todas las etapas del proceso de gestión de suelos contaminados, se elabora un informe final que recoge toda la información y los resultados obtenidos en el proceso de gestión. Este informe incluye una evaluación detallada de la contaminación del suelo, las medidas adoptadas para su gestión y restauración, y una evaluación final del estado actual del suelo y su grado de contaminación.

Registro de suelos contaminados

Finalmente, una vez finalizado el proceso de gestión de suelos contaminados, se realiza el registro del suelo contaminado en un registro oficial, el Registro de Suelos Contaminados (REC). El REC es una base de datos que recoge información sobre los suelos contaminados declarados y gestionados en España, y su objetivo es garantizar la información y la transparencia en la gestión de los suelos contaminados.

 

Además de estas etapas, en España existe una normativa específica para la gestión de suelos contaminados, la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, que establece las obligaciones y responsabilidades en la gestión de suelos contaminados.

  

 

¿Te enfrentas con un suelo contaminado en tus activos?

Te ayudamos en todo este proceso

 

 

Siguientes pasos

Site Selector