Lunas tintadas y laminadas en la ITV

¿Qué se revisa?

¿Qué se revisa?

Lunas tintadas y laminadas en la ITV

A continuación te contamos todo lo que necesitas saber acerca de las lunas tintadas y laminadas en la ITV. Principales diferencias entre ellas, lo que dice la normativa sobre las lunas tintadas y qué revisamos en nuestros centros de inspección. ¡Empezamos!

Miércoles, 9 marzo 2022


Seguramente, en más de una ocasión, te has preguntado si tu vehículo puede llevar lunas tintadas y pasar la ITV sin problemas. Y es que, cuando se trata de hacer cambios de importancia en nuestro vehículo, nos asaltan diferentes dudas: ¿tengo que homologar las lunas de mi vehículo antes de pasar la ITV? Si me paran en algún momento las autoridades, ¿Qué documentación necesito llevar para poder presentársela?

Lunas tintadas y lunas con láminas adhesivas. ¿Cuál es la diferencia?

En primer lugar, es importante aclarar que en estos casos no hablamos de cristales tintados, sino que, en realidad, lo que se suele hacer es instalar láminas plásticas adhesivas. Cuando hablamos de lunas tintadas, técnicamente son cristales que el vehículo ya trae tintado de serie.

Estas láminas son interesantes para los vehículos porque ofrecen protección adicional frente a los rayos solares. De esta manera, estaremos cuidando el interior de nuestro vehículo.

¿Qué dice la ley de las lunas tintadas?

Según el Boletín Oficial del Estado (BOE) está prohibido instalar estas láminas en las lunas, ventanas y cualquier superficie acristalada del vehículo incluida en un arco de 180o de visión directa hacia delante del conductor. Es decir, en un turismo, ni en el parabrisas, ni en las ventanas que se corresponden con el asiento del conductor y el del copiloto.

Sí podemos instalar láminas sin problema en la luneta y cristales traseros del vehículo. En este caso, es obligatorio que el vehículo disponga de dos espejos retrovisores homologados, uno en la parte izquierda del vehículo y otro en la derecha.

¿Laminar las lunas se considera reforma?

El laminado de lunas no se considera reforma. Por lo tanto, si hemos instalado láminas adhesivas en los cristales de nuestro vehículo no es necesario pasar la ITV después de la instalación, si no nos corresponde aún hacerlo.

Tampoco es necesario que las lunas laminadas figuren en la Ficha Técnica.

Cristales tintados en la ITV: ¿qué se revisa?

Pasar la inspección cuando los cristales vienen tintados de serie es sencillo, porque el vehículo fue fabricado de esta manera y no tiene mayor dificultad. Sin embargo, si hemos instalado láminas adhesivas en nuestros cristales, cuando vayas a tu centro ITV a pasar la inspección, nos fijaremos sobre todo en lo siguiente:

  1. Las láminas adhesivas tienen que estar homologadas. Es decir, en la ITV te requerirán el certificado del laboratorio, que es el documento donde constan las características de las láminas y del vehículo y que confirma que los cristales cumplen los requisitos establecidos por la normativa vigente. Este certificado te lo tiene que proporcionar el taller donde hayas instalado las láminas adhesivas y es expedido por la propia marca de la lámina. Presenta este certificado en tu ITV junto a la tarjeta inspección.
  2. Todos los cristales deben llevar un sello o marcado, que se colocan en ellos cuando nos los instalan.
  3. Las láminas no deberán tapar ni total ni parcialmente ninguno de los dispositivos de señalización o alumbrado del vehículo, y tras su instalación deben quedar visibles elementos tales como la tercera luz de freno del vehículo, entre otros.
  4. Además, se verificará que no existan burbujas de más de 2 mm de diámetro ni síntomas de despegue entre el cristal y la lámina.

Con estos requisitos, los cristales laminados de tu vehículo estarán listos para realizar la ITV sin ningún problema y conseguir un resultado favorable. ¿Has pasado ya la ITV con las lunas laminadas de tu vehículo?

Siguientes pasos

Site Selector