el abs en la itv

El ABS en la ITV

Tipo de vehículos que deben llevarlo y cómo lo revisamos en la ITV

El ABS en la ITV: Tipo de vehículos que DEBEN llevaRLO y cómo se revisa en la ITV

El ABS es un dispositivo de frenado que regula de manera automática el nivel de deslizamiento en el sentido de rotación de los neumáticos (en uno de ellos o en varios) en el momento del frenado del vehículo. Es decir, evita que los neumáticos se bloqueen y garantiza así su seguridad. Cuando el vehículo lleva este dispositivo, la manera que tiene el conductor de saber el estado de los mismos, es mediante un testigo del cuadro de mandos.


Además, hoy en día, hay vehículos que también incorporan sistemas electrónicos específicos para controlar la estabilidad, cuyo nombre varía en función del fabricante de dicho vehículo: ESC, ESP, VCA… este tipo de sistema también tiene su correspondiente testigo en el cuadro de mandos.

En el momento de pasar la ITV, se revisarán ambos sistemas, siempre y cuando el vehículo disponga de ellos. A continuación, te explicamos más acerca de estos sistemas: qué vehículos están obligados a llevar ABS, cómo se revisa este sistema en la ITV y qué tipo de defectos pueden complicar el proceso de inspección de nuestro vehículo.

¿Qué vehículos están obligados a llevar ABS?

El sistema ABS es obligatorio para camiones de más de 3.500 kg de MMA, autobuses no urbanos matriculados antes de 2002, cabezas tractoras y algunos remolques y semirremolques (dependerá de su fecha de matriculación). En el caso de turismos, vehículos ligeros de hasta 3.500 kg y vehículos para transporte de mercancías de hasta 3.500 kg de MMA, disponer de dispositivo ABS es opcional.

¿Cómo se revisa el ABS en la ITV?

Durante el proceso de inspección, en nuestras estaciones ITV revisamos:

  • Si el vehículo en cuestión incorpora sistema antibloqueo de frenos y sistema de estabilidad.
  • Si el testigo de fallo en el ABS o el del sistema de estabilidad indica fallo en cualquiera de los dispositivos.
  • Si funciona el testigo a la perfección cuando ponemos la llave de contacto en posición de marcha. En este caso, el comportamiento correcto es que el testigo se encienda durante un breve periodo de tiempo, en el cuál se comprueba el sistema, y luego se vuelva a apagar.
  • Siempre que sea posible, comprobamos también el estado de los componentes de ambos dispositivos (ABS y control de estabilidad).

¿Qué defectos suele presentar el ABS en el momento de pasar la ITV?

Solo se considera defecto leve si el testigo del sistema de control de estabilidad (ESC, ESP, VCA) indica fallo.

El resto de defectos relacionados con el ABS se consideran graves, si:

  • No existe dispositivo ABS, en caso de que el vehículo en cuestión esté obligado a llevarlo.
  • Si el ABS presenta defectos de estado que impidan su correcto funcionamiento.
  • El testigo del ABS indica fallo o directamente no se enciende. Este defecto es grave, esté o no obligado a llevarlo el vehículo que pasa la ITV. Y es un defecto grave que es motivo de rechazo y dará como resultado una ITV desfavorable.

Llegados a este punto, es importante recordar este último factor, es uno de los cambios más importantes publicados en el manual de la ITV el pasado 1 de junio de 2021. Hasta ese momento, si el vehículo en cuestión no estaba obligado a equipar ABS (un turismo, o una moto) y el testigo daba fallo o no se encendía, se consideraba defecto leve y podía pasar la ITV sin problema. Tras dicho cambio en el manual, esto no es posible.

Para terminar, indicar que es bastante más común de lo que pensamos que el testigo del ABS de nuestro vehículo (si lo incorpora) se mantenga encendido indicando un fallo. Nuestra recomendación es que antes de ir a pasar la ITV te fijes en dicho testigo y, si éste se mantiene encendido, acudas a tu taller de confianza para su reparación.

Siguientes pasos

Site Selector