coche de ocasion

Comprar un vehículo de segunda mano

Te ayudamos con el proceso de compra

Tips para comprar un vehículo de segunda mano

Cada vez tendemos más a comprar vehículos de segunda mano frente a los nuevos. Y en este punto es importantísimo informarnos bien y comparar diferentes modelos y marcas para poder tomar una buena decisión.


Y es que uno de los problemas con los que nos encontramos cuando adquirimos un coche de segunda mano es el de no saber qué trato se le ha dado a dicho vehículo y, por lo tanto, qué posibles fallos podría darnos en un futuro.

Si estás pensando en comprar un coche de segunda mano, a continuación encontrarás una guía rápida para que hagas una buena elección. ¿Empezamos?

¿Qué coche compro y dónde?

A la hora de elegir qué vehículo a comprar ten en cuenta lo siguiente:

  1. ¿Cuáles son tus necesidades? Hazte preguntas como “¿suelo hacer muchos kilómetros en carretera?”, “¿necesitaré un coche con un buen maletero?” o “¿eventualmente lo utilizaré en zonas sin asfaltar?”. Este es el momento en el que debes hacerte este tipo de preguntas para decidir qué tipo de coche necesitas.
  2. Infórmate bien. Una vez definidas tus necesidades, echa un vistazo a las marcas y modelos que más puedan ajustarse a lo que necesitas o al uso que vas a darle al vehículo. Recopila toda la información que puedas, esto te ayudará a tomar una bueno decisión.
  3. ¿A quién voy a comprarle el vehículo? Es el momento de decidir si se lo comprarás a un particular o, de lo contrario, si vas a adquirir el coche de segunda mano en una empresa especializada en la venta de este tipo de vehículos. Llegados a este punto, simplemente ten en cuenta que cuando se lo compramos a una empresa tendremos más garantías de compra si en el futuro el vehículo presenta algún problema o fallo.

Recopila toda la información que puedas del vehículo

Cuando ya hemos decidido qué vehículo vamos a adquirir y a quién se lo vamos a comprar, te recomendamos revisarlo todo.

  • Exterior del coche. Revísalo todo para asegurarte de que el vehículo está en buen estado: los faros, las puertas, el maletero, la bola de remolque… De igual manera, fíjate en si el vehículo lleva algún elemento que pueda no estar legalizado: neumáticos, luces, alerón…
  • Interior del vehículo. No olvides esta parte: si ves que se enciende algún testigo o que alguno de los mandos no funcionan no lo compres. Pruébalo todo: aire acondicionado, intermitentes, luces… Y cuidado si notas algún olor fuera de lo común.

Tips EXTRA:

  1. Cuidado con el kilometraje que marca el vehículo que quieres comprar, no te fíes al 100%. En los últimos años existen casos en los que se ha falsificado el contador de kilómetros. En este punto conviene fijarnos en otros elementos que nos den algunas pistas.
    Un coche que presenta un volante o asientos muy desgastados parece poco probable que tenga tan pocos kilómetros acumulados. Incluso las agujas del motor: si con el coche parado éstas no marcan 0 revoluciones por minuto o 0 km/hora, es muy probable que dichas agujas hayan sido manipuladas.
  2. Pregunta todas tus dudas al vendedor. No te cortes y pregúntale todo: cuántos dueños ha tenido el vehículo, qué uso le han dado, qué averías ha presentado hasta este momento, posibles accidentes, por qué lo quieren vender, etc. Cuanta más información tengas, mejor.

Los papeles siempre en regla (también la ITV)

Podrás solicitar un informe del vehículo que vas a comprar. De esta manera, podrás cerciorarte de si el coche tiene algún embargo, si es de importación, incluso del número de dueños que ha tenido (así podrás comparar con la información facilitada por el vendedor). Gracias a este informe también podrás saber si el coche tiene la ITV en regla o no, si tiene alguna multa por pagar, si se trata de un vehículo robado, etc.

Los trámites y los documentos que necesitas para poner el coche a tu nombre son muy simples. Solo se necesita el contrato de compra-venta, la tarjeta de la inspección técnica, el permiso de circulación y el recibo del último impuesto de matriculación. También serán precisos los DNI del vendedor y del comprador.

Antes de comprar, ¡pruébalo!

Además de revisarlo completamente, como indicábamos en uno de los puntos anteriores, es muy importante que lo conduzcas y veas qué sensaciones te produce.

Intenta que el trayecto sea tanto por carretera como por ciudad, así podrás comprobar el estado de los diferentes elementos: frenos, marchas, motor, etc. Prueba también la marcha atrás. Fíjate en si escuchas algún sonido extraño, y si el vendedor intenta poner la radio o abrir las ventanillas mientras lo pruebas disuádele.

Al final, nuestro vehículo es como una parte más de nosotros, y lo ideal es que nos acompañe durante varios años de nuestra vida. Así que si estás pensando en comprar un coche de segunda mano, sigue estos consejos: revisa, pregunta y pruébalo entero para tomar una buena decisión. ¡Mucha suerte!

Siguientes pasos

Site Selector