Compliance News Blog

Compliance News Blog

Sentencias en España

Fecha: 06 Mar 2019

Límites al código ético

Una herramienta primordial para que una empresa defina las formas de actuación y valores con sus empleados, pero que debe cumplir con los principios que regulan las relaciones laborales.

codigo eticoEl Código Ético o Código de Conducta se ha convertido en una herramienta primordial a través de la cual puede la organización recoger los principios de actuación y valores que espera de sus empleados.

Esta norma se encontraría en la cúspide de todo el bloque normativo que regula las actuaciones en la empresa (derivadas tanto de imperativos legales como de compromisos asumidos voluntariamente por la organización), y de ella caerían en cascada, respetando sus principios, el resto de políticas específicas aplicables a cada ámbito concreto.

Sin embargo, y pese a tratarse de la norma más importante dentro de la organización, no podemos olvidar su condición de norma interna y de autocumplimiento, por tanto, esta no puede en ningún caso entrar en conflicto con la legislación aplicable.

Al hilo de esto, sería pertinente poner como ejemplo la reciente sentencia de la Audiencia Nacional (40/2018, de 6 de marzo), que ha declarado nulos ciertos preceptos del Código Ético y de Conducta de Banca March por considerar que vulneraban una serie de derechos, concretamente los de libertad de expresión e información y los de intimidad y dignidad del trabajador.

Esta vulneración se aprecia al entender que se sobrepasan los límites de control por parte de la organización, exigiéndose al empleado obtener autorización expresa previa para intervenir en cualquier tipo de conferencia, congreso, etc… así como para realizar cualquier interlocución o contacto con periodistas o medios de comunicación.

De los fundamentos expuestos en esta sentencia cabe extraer que, si bien se reconoce a la organización la posibilidad de imponer una serie de límites justificados por la relación laboral y contractual existente, “no pueden implicar la imposición de un deber genérico de lealtad o de sujeción del trabajador al interés empresarial”; en la imposición de estos límites debe existir una ponderación adecuada entre el interés empresarial y los derechos del trabajador, respetándose los principios de “proporcionalidad, necesidad e idoneidad”.

Queda reforzada, por tanto, la afirmación de que “los principios de actuación del código ético solo serán vinculantes en la medida que encaje plenamente en los principios constitucionales, legales y contractuales que regulan las relaciones laborales”, tal y como recoge la Audiencia Nacional en esta sentencia.

 

Siguientes pasos

Site Selector