Choose another country to see content specific to your location

//Select Country

Compliance News Blog

Normativas

Derecho a la desconexión digital en vacaciones

La llegada del verano trae consigo (para muchos afortunados) la época de disfrutar de sus vacaciones; de unos merecidos y deseados días dedicados al descanso y la desconexión. Este año, sin embargo, es el primero en que esa idea de desconexión se encuentra especialmente reforzada a través de nuestra legislación.

desconexion vacaciones digitalesLa LO 3/2018, de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales, en vigor desde diciembre de 2018, garantiza de forma específica a través de su artículo 88 el Derecho a la Desconexión Digital en el Ámbito Laboral estableciendo el “derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal y familiar”.

El reconocimiento de este derecho busca evitar que se repitan aquellas situaciones que hayan podido producirse (especialmente en algunos tipos de trabajo o puestos concretos), en las que, encontrándose de vacaciones, se recibe una llamada o un correo electrónico que “no se puede no contestar” por parte de algún cliente, compañero o jefe; de esta manera, se pretende garantizar que, durante este tiempo de vacaciones o permiso, la desconexión que disfrutemos sea real en todo momento.

Este mismo artículo obliga a las empresas, en aras de garantizar la efectividad del derecho reconocido, a elaborar (previa audiencia de los representantes de los trabajadores) una política interna en la que queden definidas “las modalidades de ejercicio del derecho a la desconexión y las acciones de formación y de sensibilización del personal sobre un uso razonable de las herramientas tecnológicas que evite el riesgo de fatiga informática”. Esta política deberá ir dirigida a todos los trabajadores, incluidos aquellos que ocupen puestos directivos.

Hace unas semanas, la OMS (Organización Mundial de la Salud) reconocía el Síndrome del trabajador quemado como una patología “resultado de un estrés continuo en el puesto de trabajo que no se gestiona con éxito y se caracteriza por la sensación de agotamiento, sentimientos negativos relacionados con el trabajo, y reducida eficacia profesional”. Se suma así a otras patologías, ya de sobra reconocidas, vinculadas con el trabajo, como puedan ser el estrés, la depresión o la ansiedad.

La tendencia de la regulación y de la jurisprudencia es hacia la prevención de este tipo de situaciones. Por ello, en el caso de que un trabajador llegara a sufrirlas y se demostrara que la empresa ha incumplido esta obligación de disponer, en este caso, de la política de desconexión digital (o que ésta existe, pero como un mero papel sin eficacia real alguna), las consecuencias para la entidad podrían ser cuantiosamente negativas. De igual modo, la inexistencia de estos requisitos podría suponer importantes sanciones a la compañía (aun no llegado el caso de materializarse el riesgo de enfermedad laboral del trabajador).

Con todo esto, reforzamos (más aun en esta época del año), la necesidad de concienciar y formar a los trabajadores en el contenido de la política de desconexión (que entiendan el absoluto respeto al tiempo de descanso de los compañeros), así como de garantizar que la no respuesta a un requerimiento de trabajo encontrándose de vacaciones no puede tener consecuencia negativa alguna para el trabajador.

 

Siguientes pasos

Select Your Location

Global

Americas

Asia

Europe

Middle East and Africa