Choose another country to see content specific to your location

//Select Country

Compliance News Blog

Compliance más fácil

Buzón de la OIReScon para informar de las malas prácticas en la contratación pública

 

Cada vez parece más evidente que estamos en una era de cambio empresarial y organizativo, que avanza hacia la transparencia en la gestión y hacia las buenas prácticas. Este avance es cada vez más latente tanto en la empresa privada como en el sector público.

Contacta oirescon

Un reciente ejemplo de esto viene, en esta ocasión, de la mano de la Oficina Independiente de Regulación y Supervisión de la Contratación (OIReScon), del Ministerio de Hacienda, que sería, según se describe en su propia web, el “órgano de regulación del mercado de la contratación pública, creado con la finalidad de velar por la correcta aplicación de la legislación y, en particular, promover la concurrencia y combatir las ilegalidades, en relación con la contratación pública”.

Este órgano ha puesto en funcionamiento un buzón (), como “medida de Gobierno Abierto, participación ciudadana y gobernanza de contratación pública”. Por esta vía se pretende dar respuesta a las dificultades que plantea la aplicación de la legislación en materia de contratación pública. Las comunicaciones, por tanto, que pueden realizarse no irían vinculadas a un procedimiento en concreto, sino a malas prácticas continuadas que, a criterio del informante, puedan “dar lugar a la identificación de patologías o problemas sistémicos que distorsionen el mercado de la contratación pública”, recibiéndose también aquellas sugerencias o iniciativas que se quiera presentar al respecto.

 

¿Estamos, entonces, ante un canal de “Whistlebloging”?

 

Pese a que se trate de una vía de comunicación e información sobre posibles malas prácticas en la contratación pública, no deberíamos entender este instrumento como un canal de Whistleblowing como tal. Por un lado, el canal de denuncias permite informar sobre una irregularidad concreta de la que se tenga información, sobre la que se podrá (a criterio del órgano correspondiente) iniciar una investigación que permita conocer si dicha actuación constituye o no una efectiva vulneración de alguna norma o principio; en buzón de OIReScon, por su parte, no permite denunciar hechos concretos vinculados a un procedimiento específico, sino que está planteado como una vía de participación en la solución de las posibles malas prácticas existentes (favoreciendo su identificación y sugerencias de solución de las mismas).

Otra diferencia primordial entre ambos instrumentos sería lo relativo a la confidencialidad y al anonimato. Un canal de denuncias debe siempre garantizar la confidencialidad del denunciante y, en su caso, poder ser incluso anónimo. En este buzón, el remitente debe necesariamente identificarse indicando: nombre y apellidos, DNI, entidad o razón social a la que representa (en su caso), dirección postal, correo electrónico y teléfono de contacto; no se permitirían, por tanto, las comunicaciones anónimas.

 

Siguientes pasos

Select Your Location

Global

Americas

Asia

Europe

Middle East and Africa