Errores instalaciones atex
5 min

Errores típicos en instalaciones ATEX

Artículo

"La seguridad en las instalaciones ATEX no es solo una cuestión de equipamiento adecuado; es un compromiso continuo con el conocimiento, la vigilancia y el mantenimiento riguroso para proteger vidas y recursos"

05 Diciembre 2023


LOS ERRORES MÁS COMUNES EN INSTALACIONES ATEX QUE PODEMOS ENCONTRAR, SE PUEDEN ENGLOBAR EN LOS SIGUIENTES CASOS:

  1. Desconocer que la zona es objeto de clasificación por ATEX y por tanto no adoptarse medidas de ningún tipo en la misma.
  2. Conocer la clasificación de la zona y no disponer de equipamiento con el modo de protección adecuado a la misma.
  3. Disponer de equipamiento con marcado ATEX, pero no correspondiente a la zona objeto de clasificación, o bien no seguir las pautas adecuadas en su instalación y mantenimiento.

En el primer caso, la solución pasa por identificar adecuadamente las sustancias inflamables manejadas en la instalación, analizar las condiciones en las que son procesadas y manipuladas y realizar un Documento de Protección contra Explosiones (DPCE).

En el segundo caso, se debe optar por la realización de un análisis de riesgos de ignición exhaustivo con el cual se pueda estar en condiciones de valorar las acciones necesarias para trabajar en condiciones de seguridad.

El tercer caso es el objetivo principal de este artículo, pues disponer de equipos Ex puede proporcionar una falsa sensación de seguridad si estos no se han seleccionado adecuadamente o bien si durante su instalación y/o mantenimiento se cometen errores que pueden comprometer la protección que se les presupone.

En este sentido, se ha de comprender que un marcado Ex por sí mismo no implica una seguridad para cualquier tipo de zona ni cualquier tipo de sustancia.

Por ejemplo, un equipo que en su marcado lleve una G será adecuado en una ATEX generada por gas, pero no en una generada por polvo. Así como un marcado con IIB puede ser aceptable para una zona en la que se manejen disolventes, no lo es en una zona en la que se encuentra presente Hidrógeno (subgrupo IIC).

 

Directiva ATEX 2014 34 EU

 

Esto es porque la manera en que los equipos se encuentran protegidos difiere en función del modo empleado y de las características de las sustancias que pueden generar la potencial atmósfera explosiva.

Durante las visitas de tomas de datos que realizamos desde TÜV SÜD para elaborar Documentos de Protección contra Explosiones, Inspecciones de Equipos Eléctricos según UNE 60079-17 o cualquier tipo de asistencia en el campo de atmósferas explosivas, de manera reiterada nos encontramos con situaciones en las que los modos de protección de los equipos Ex ven comprometida su seguridad. A continuación, se destacan las más frecuentes:

  • Equipos con marcado EX no acorde al tipo de zona en el que se encuentra, de sustancia que la origina o de estado físico de la misma (ver tabla anterior).
    • En este sentido, uno de los errores más comunes es el derivado de no contrastar la temperatura máxima superficial que puede alcanzar el equipo con la temperatura de ignición más restrictiva en relación con la sustancia (principalmente en instalaciones de polvo, donde esta temperatura se determina con la más desfavorable de las dos relaciones: 2/3 Tmin ignición nube ó Tmin ignición en capa- 75º).

    • Otros se han comentado previamente en este artículo, como la coherencia de con el estado físico de la sustancia que puede generar la ATEX (G para atmósferas explosivas derivadas de gases, vapores y nieblas y D para las de polvo combustible) y el subgrupo correspondiente (IIA/IIB/IIC en el caso de gases y IIIA/IIIB/IIIC en polvos).

    • También, en ocasiones, se encuentran instalados equipos con marcado incompleto o conforme a Directiva, pero no apto para su ubicación en zonas clasificadas: por ejemplo, equipos con certificación parcial U o con categoría, entre paréntesis.

  • Equipos que presentan deficiencias que afectan directamente a su modo de protección:
    • Ausencia de tornillos en envolventes o utilización de la clase incorrecta.
    • Existencia de orificios sin taponar o ausencia de tapones certificados, encontrándose en su defecto cableado cortado ó similar.
    • Entradas de cable no coherentes con el modo de protección del equipo: por ejemplo, prensaestopas inadecuados sin marcado Ex “d” y/o de material plástico en equipos antideflagrante, (marcado “d”, cuya protección se encuentra basada en la resistencia ante una explosión interior y en evitar la propagación de la misma al exterior).
    • Fallos de estanqueidad en equipos de seguridad aumentada (modo de protección “e”) o protección por envolvente (modo de protección “t”)
    • Equipos integrados en circuitos de seguridad intrínseca (modo de protección “i”) sin identificar, sin trazabilidad de la señal ó sin justificación del cálculo de sus bucles. O bien distancias no respetadas entre los circuitos de seguridad intrínseca y lo que no son de seguridad intrínseca en cuadros eléctricos.

 

Errores mas comunes en instalaciones atex

 

  • Aspectos relativos a su instalación /mantenimiento:
    • Cableado de alimentación al equipo Ex que no respeta los requisitos establecidos en la normativa de referencia (*) y/o entradas de cable no adecuadas (mencionadas en el punto anterior).
    • Ausencia de puesta a tierra o fallos en la equipotencialidad de la instalación
    • Deterioro debido a corrosión, suciedad, vibraciones y otros factores ambientales adversos.
    • Modificaciones del equipo no amparadas por el manual del fabricante.
    • Obstrucciones para la correcta ventilación y disipación del calor en equipos (obstáculos en rejillas de ventilación o depósitos de polvo o suciedad sobre los mismos)
    • Motores conectados a variadores de frecuencia no autorizados por el fabricante del motor, pudiendo generar una ventilación deficiente del mismo con el consecuente calentamiento.

Errores tipicos en instalaciones ATEX 2

Todas las mencionadas son situaciones que en la práctica se encuentran de manera habitual y pueden amenazar seriamente la protección frente a una atmósfera explosiva circundante.

¿Qué se debe tener en cuenta para evitar este tipo de errores? Antes de la adquisición de los equipos; seleccionar cuidadosamente los requisitos necesarios en función del tipo de zona y sustancia que la genera.

Durante la instalación, se deben seguir estrictamente las indicaciones del Manual del fabricante de los equipos, la reglamentación existente relativa al cableado (REBT) y las buenas prácticas, entre las que se incluyen una correcta puesta a tierra y equipotencialidad de los elementos implicados.

Durante la vida útil del equipo, se deberá velar por su buen estado, realizando un adecuado mantenimiento preventivo y evitando factores como depósitos de polvo y corrosión. En el caso de los equipos eléctricos, el REBT, en su ITC-29, remite a la norma UNE EN 60079-17, para realizar una inspección periódica que garantice que sus modos de protección se mantienen operativos.

Durante el mantenimiento, se debe ser especialmente cuidadoso, ya que la certificación inicial del equipo o la especificación funcional que incorpora su fabricante pueden considerar ciertos requisitos que obligan al usuario final a tenerlos en cuenta. Cumplir estas condiciones permitirá mantener los principios de seguridad del equipo a lo largo del tiempo. Tanto este mantenimiento como potenciales modificaciones han de ser realizadas por personal con la formación adecuada, existiendo referenciales específicos de reconocido prestigio internacional para la certificación de personas en este campo, como puede ser IsmATEX ó IECEX.

Cumpliendo las premisas mencionadas, se puede reducir notablemente la probabilidad asociada a la potencial generación de fuentes de ignición en zonas clasificadas por atmósferas explosivas, y por tanto, la posibilidad de una explosión en el establecimiento.

 

 

¿Conoces nuestras soluciones?

Servicios ATEX (Atmósferas explosivas)

 

 

Siguientes pasos

Site Selector