Choose another country to see content specific to your location

//Select Country

El vehículo eléctrico conquistará el parque de vehículos

Evolución del vehículo eléctrico

El vehículo eléctrico conquistará el parque de vehículos

"Hay que matizar que mediante el Manual de Procedimiento de Inspección de la Estaciones ITV se dispone de herramientas para poder rechazar un vehículo en caso de que presente un riesgo eléctrico en algunos de sus componentes. "

Juan Portillo 
Director Técnico de la División ITV de TÜV SÜD España y miembro del Comité Técnico de AECA-ITV

Miércoles, 5 Diciembre, 2018


Ya pocos se extrañan al ver un vehículo enchufado en punto de carga de la vía pública, centro comercial o garaje comunitario. En España, las ventas de vehículos electrificados han crecido en los últimos años de manera exponencial, y con ello, su presencia en nuestras carreteras y ciudades.

Según el Informe Anual de 2017 de ANFAC (Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones), el crecimiento interanual de las matriculaciones de vehículos híbridos y eléctricos se situó en el entorno del 80%. Una mayor oferta de los fabricantes, así como la posibilidad de acogerse a planes de ayuda para adquirir uno de estos vehículos se consideran factores determinantes para este importante crecimiento.

Por tipo de vehículo, sin duda es el turismo el que de manera más significativa lidera el número de matriculaciones. Sin embargo, el sector industrial, con vehículos comerciales y autobuses, también se sube al carro en la incorporación de estas nuevas tecnologías.

La presencia de este tipo de vehículos en nuestras calles y carreteras prácticamente se duplica cada año. Las políticas medioambientales de ámbito europeo obligan a fabricantes a decantarse por estas nuevas energías.

En octubre de este año, el Parlamento Europeo votó a favor de exigir un recorte de las emisiones de CO2 del 40% en 2030 para los nuevos coches y camionetas, lo que supone un nivel de exigencia muy superior al 30% propuesto inicialmente por la Comisión Europea. Por otro lado, el mismo Parlamento Europeo se decantó también por imponer a los fabricantes que el 20% de su nueva flota en 2025, y el 30 % en 2030, corresponda a vehículos eléctricos o poco contaminantes, es decir, que emitan menos de 50 gramos de CO2 por kilómetro.

Asimismo, el Gobierno español ha mostrado su interés por prohibir la matriculación de vehículos no eléctricos a partir de 2040. Para esas fechas, analizando la evolución del sector y de las medidas tomadas por las administraciones para combatir la contaminación, se puede estimar que más del 30% del parque de vehículos dispondrá de tecnología híbrida o eléctrica.

Hablando en términos de seguridad, estos vehículos están diseñados para cumplir con una normativa y reglamentación adicional que no se contemplaba para los vehículos convencionales y que tienen como misión asegurar que los vehículos electrificados son tan seguros ante las descargas eléctricas en su uso diario como los vehículos convencionales. Cobra especial importancia la identificación de los elementos peligrosos conductores de alta tensión, que deben reunir condiciones particulares; su cableado dispone de una cubierta de color naranja y las tapas de protección de partes activas disponen del símbolo de “alta tensión”.

En relación con la seguridad funcional, y debido a que estos vehículos pueden no emitir ruido, se contempla una serie de avisos adicionales al conductor. Estos son la indicación de “modo de conducción posible activo” (situación que comúnmente conocemos como “motor arrancado”). Se alerta de dicha situación mediante una señal óptica y/o acústica y aviso de abandono del puesto de conducción cuando el vehículo está en ese modo. Con estos sistemas se pretende que le conductor no realice una maniobra insegura por creer que el vehículo se encuentra “apagado”.

Para evitar accidentes durante el proceso de carga, estos vehículos no emprenden la marcha cuando están conectados a una fuente eléctrica externa. Asimismo, disponen de un sistema que al detectar derivaciones eléctricas que pudieran afectar a pasajeros o usuarios de la vía pública, hace que el vehículo entre en modo seguro cortando cualquier suministro de energía eléctrica.

Como sistema particular más llamativo, está el SAAV (Sistema de Aviso Acústico de Vehículo), que tendrá que ser equipado por los nuevos vehículos desde 2020. Este sistema pretende, ante a la proliferación de este tipo de vehículos, mejorar la seguridad de los usuarios vulnerables de la vía pública en las zonas urbanas, como los peatones con discapacidad visual o auditiva, los ciclistas y los niños. Mediante la generación de una señal acústica determinada cuando el vehículo circula por debajo de 20 km/h, que pretende simular el sonido de un motor, se avisará de la presencia de estos vehículos en la calle.

Mediante la Inspección Técnica de Vehículos comprobamos que los sistemas y componentes de los vehículos siguen siendo capaces de realizar las funciones que les eran exigidas en su homologación, así como que el estado de los mismos no supone un peligro para usuarios ni daña el medio ambiente. Por ello, muchos propietarios de vehículos híbridos o eléctricos se preguntan si al pasar la ITV se les va a exigir alguna prueba adicional. La respuesta es sencilla, actualmente no. Como en otras facetas de la industria, el desarrollo de la técnica ha ido por delante de los procesos que se determinan para su control técnico.

Hay que matizar que mediante el Manual de Procedimiento de Inspección de la Estaciones ITV se dispone de herramientas para poder rechazar un vehículo en caso de que presente un riesgo eléctrico en algunos de sus componentes. También se indica el modo de actuación para la realización de la prueba de emisiones contaminantes en vehículos híbridos. Ciertas adaptaciones se han ido ejecutando de cara a la inspección de este tipo de vehículos, pero insuficientes teniendo en cuenta las particulares características de los mismos.

Actualmente existe un borrador de propuesta del Foro Mundial para la Armonización de la Reglamentación sobre Vehículos (grupo de trabajo WP.29) de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE), que pretende introducir nuevos puntos de verificación específicos para estos vehículos en sus inspecciones técnicas.

Todas estas novedades fueron presentadas por TÜV SÜD en las XXVII Jornadas Nacionales de ITV celebradas del 30 de mayo al 1 de junio en Santander. Además de analizar los posibles nuevos puntos de inspección que se incluirían en el Manual de Inspección de ITV, se mostraron otros sistemas que equipan estos vehículos y que bajo nuestro punto de vista son necesarios verificar para la correcta determinación del buen estado de los mismos y poder emitir el apto para circular por la vía pública.

Desde TÜV SÜD participamos en los grupos de trabajo que desarrollan estos nuevos procedimientos de inspección, aportando la experiencia de distintas pruebas y análisis realizados en estos vehículos y siendo parte activa de este avance en la inspección que debemos abordar sin más dilación, ya que en las líneas de ITV, estos vehículos también comienzan a aumentar su presencia de forma exponencial.

Fuentes

- https://unece.org/165th-session

- https://www.europarl.europa.eu/news/es/press-room/20180925IPR14306/mas-coches-menos-contaminantes-en-las-carreteras-de-la-ue-en-2030

- https://www.europarl.europa.eu/news/es/press-room/20181017IPR16396/environment-committee-meps-push-for-cleaner-trucks-and-electric-buses

foto-juan-portillo

Juan Portillo

Director Técnico de la División ITV de TÜV SÜD España y miembro del Comité Técnico de AECA-ITV.

Siguientes pasos

Select Your Location

Global

Americas

Asia

Europe

Middle East and Africa