diversidad cultura tuv sud
2 min

Día Mundial Diversidad 2022

Anécdotas con sabores de todo el Mundo

Fecha: 19 May 2022

Día mundial de la diversidad 2022 | anécdotas en todo el mundo

"La diversidad forma parte integral de los valores y la cultura de nuestra empresa."

Jueves, 19 de mayo de 2022


TÜV SÜD quiere celebrar el día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo lanzando un concurso a la mejor anécdota con  algunas de las experiencias y malentendidos lingüísticos y culturales que merecen la pena recordar y compartir con todos los compañeros. 

TÜV SÜD apuesta por la Diversidad, no existe un empleado “típico” de TÜV SÜD. Nuestros colegas provienen de más de 100 países y diversas culturas, y aportan sus propias perspectivas para trabajar con ellos todos los días. Son de todas las edades, tienen diferentes estilos de vida y aportan una amplia gama de habilidades, puntos de vista e intereses, todo lo cual nos da una perspectiva adicional al aplicar nuestros servicios al mundo en general.

Nuestra fuerza proviene de estas innumerables perspectivas. Creemos que la diversidad contribuye en gran medida al éxito de TÜV SÜD y que las empresas con una fuerza laboral diversa están en mejores condiciones para tener éxito cuando se enfrentan a desafíos demográficos y económicos.

La diversidad forma parte integral de los valores y la cultura de nuestra empresa. 

¡No te puedes perder las anécdotas más sorprendentes y divertidas de tus compañeros!

¡A divertirse!

  • Formación acalorada en Guangzhou | 🥇

    Mariana Pastorino
    Medio Ambiente en Cataluña

    Mi anécdota le pasó a mi marido pero me encantará compartirla con vosotros.

    Resulta que estaba trabajando en China en una zona industrial en Cantón (Guangzhou). Como parte del trabajo que hacía se incluía una formación a los operarios sobre el sistema que acababan de instalar.

    Hacía un calor horrible y mi marido suda mucho por la cabeza, cosa que hace que sea un poco escandaloso. Él siempre lleva un pañuelo para ir secándolo. Finalizada la primera sesión se acercó al organizador y le dijo que para el día siguiente por favor le pusieran un ventilador en la sala porque hacía mucho calor.

    Al llegar el día siguiente, observó que no habían puesto ningún ventilador, pero el organizador no estaba, así que empezó la formación igual que el día anterior.

    Al empezar a entrar en calor, sacó su pañuelo para secar el sudor y para su sorpresa, uno de los alumnos de los que estaba en primera fila, se levantó con un abanico de esos pai pai, gigantes y empezó a abanicarle con una gran sonrisa en la cara. Obviamente esto incomodó a mi marido que intentó decirle que por favor, no hacía falta que le abanicara... que ya estaba bien, que se sentara tranquilo.

    Pero cada vez que él sacaba el pañuelo para secar el sudor, el alumno, con su sonrisa y entre reverencias, con esa forma de hacer que sólo los chinos tienen, le abanicaba cada vez más fuerte. Eso incomodaba y avergonzaba cada vez más a mi marido que le pedía que por favor se sentara... y así estuvieron hasta que finalizó la formación.

    La verdad que la situación fue de lo más graciosa. ¿Os imagináis algo similar aquí? ¡Está claro que no! 

  • De fiesta al otro lado del río en Nom Pen | 🥈

    Jorge Amo Alfonso
    Formación Técnica | Mobility Industry

    Viaje a Camboya. Estoy En Nom Pen. Me comentan que al otro lado del río hay restaurantes “auténticos”. Me falta tiempo para ir claro.

    En el restaurante carta en camboyano y ni un palabra de inglés. En esta zona es muy típica la carne de perro y yo estoy abierto a probar todo, pero la de perro  me da penita, así que por señas les pido que quiero ver la comida porque si pido al azar había la probabilidad de que fuera perro . Me llevan a la parte de atrás a un patio y hay una vaca trinchada en un palo dando vueltas sobre el fuego. Les digo que OK a la vaca.

    Durante la cena todas las mesas de alrededor por turnos se levantan, me miran y hacen un brindis y me sirven un chupito de un aguardiente local por cada mesa. Ronda completa. Estómago preparado para la cena y sentimiento de felicidad. Me traen el plato y la camarera y la cocinera se sientan en mi mesa sin preguntar nada y se me quedan mirando. Intento dar conversación, pero está difícil.

    Decido que puesto que nos enteramos de nada, les voy a contar mi vida… y les comento que mi madre se llama María. Esto ilumina sus ojos al oír la palabra María, ya que conocen la canción de Ricky Martín,  un pasito pa’lante María.

    La ponen y acabamos bailando coreados por las mesas de alrededor. Gran noche!

  • Boda Griega en Atenas | 🥉

    María Morlas
    Administración ITV

    Mi hermana se casó con un griego  y  reside en Atenas y he ido a visitarla en diferentes ocasiones. El primer viaje que hice me iba presentando a todos sus familiares y amigos.

    Me ocurría una cosa curiosa…al dar los dos besos si o si  me morreaba con nuevo conocido. Asi fueron pasando suegros, hermanos del cuñado, amigos, amigas y yo por dentro …pero qué pasa aquí…se dan los besos en la boca a los que conoces … pensaba que era realmente incómodo de nuevas casi besarte con alguien .

    Un poco harta  y confusa con  la situación se lo comenté a mi hermana…no sé que pasa pero no hago mas que besarme con todo el mundo y ya me explicó que allí los besos se dan de derecha a izquierda , al contrario que en España que vamos izquierda a derecha…así que cada vez que conocía a alguien parecía que iba a buscarle la boca…un problema que se acaba con el coronavirus…ahora el puño y no hay problema 

  • Pedir una Coca-Cola es difícil en Turquía

    Santiago Aguilera
    NDT e Integridad Mecánica

    Años ha, me presento en las instalaciones de un cliente en Turquía ( Iskenderun ). Iba, junto  un compañero de Calidad a la verificación de las instalaciones para unas tuberías de conducción de un emisor para una Desaladora. Este compañero ( ahora en FORD ), era muy "graciosillo" y me comentó que como yo bebo Coca-Cola siempre, pida en los restaurantes a los que íbamos a comer 5 días con el CEO de esa empresa Turca y el responsable de calidad, una bebida llamada TurkaCola ( muy similar en sabor ).

    Al ir el primer día a comer, se me ocurre pedir al camarero la famosa "TurkaCola". Además, con un tono "cargado de razón y conocimiento". Al terminar mi petición, el camarero, el CEO, el responsable de Calidad y las mesas de alrededor se quedaron perplejas y se hizo un silencio muy incómodo.
    Cual fue mi sorpresa que minutos después, me argumentaron que esa bebida financiaba grupos terroristas y los que lo consumían, eran inequívocamente anti occidentales y perseguidos/vigilados.

    Me pasé los 5 días de la Auditoría pidiendo disculpas, avergonzado y haciendo reverencias a cuantos me hablaban de ello.

    En fin. Cosas que pasan por desconocimiento y "tirarse al ruedo" sin protección.

  • Choque cultural estudiando en Gran Bretaña

    Roberto Caño Sáez
    Administración ITV

    Voy a relatarte una de las muchas anécdotas que me sucedieron durante los veranos que pasé trabajando en Inglaterra en mis años de estudiante... ¡Qué lástima, cómo pasa el tiempo!

    Estamos hablando del verano de 1993, y todavía sin cumplir los 18 añitos me fui a trabajar en verano a Inglaterra para... ¡conducir maquinaria agrícola! 
    Un chico uruguayo que por aquel entonces era trabajador de ATISAE (creo recordar que se llama Hugo Hays) me puso en contacto con una empresa británica (Velcourt) que contrataba a estudiantes durante los veranos... Y me lancé sin pensarlo. Tras una entrevista telefónica, me presenté en Wintringham (North Yorkshire) dispuesto para lo que se me venía encima. 

    Ni qué decir tiene que en la maleta llevaba más comida que ropa.

    Mi primer día de trabajo fue el día de mi cumpleaños (10 de julio), y no se me ocurrió mejor cosa para celebrarlo que invitar a mis compañeros (creo que éramos 8 jóvenes) a probar varios de los embutidos que había llevado con mi equipaje: no podía creer que el chorizo y el jamón no triunfaran, y no contentos con ello, casi se mueren al ver una morcilla que como buen burgalés había llevado... 
    Según el estándar británico del buen gusto, no concebían que en España nos comiéramos aquello sin cocinarlo; hala, así, sin más ¡carne cruda! con un poco de pan. Debíamos de ser unos salvajes depravados. De nada sirvió explicarles que se trataba de alimentos con todas las garantías sanitarias de etiquetado y envasado...

    Un compañero escocés se vengó de mí al día siguiente dándome a probar el "haggis", plato muy típico de allí consistente en vísceras de cordero fuertemente especiadas embuchadas en el estómago del propio animal (aquello era como morder el lomo de una oveja). 

    Eso sí, el "haggis" se come cocinado civilizadamente. Si podéis evitarlo, no lo probéis. 

    Desde entonces no he vuelto a probar un nuevo plato si no es estrictamente necesario.

  • Probando nuevos sabores en la Capital del Amor

    David Moriano Martín
    Gestión de Contratos Nacionales

    SIEMPRE NOS QUEDARA PARIS

    Nuestras experiencias son gastronómicas y fueron en un viaje de novios a Paris (la cuidad de amor).

    Primero, como buenos jóvenes turistas fuimos a comer a un restaurante de comida rápida con 3 iniciales en el que sirven pollo frito de todas sus formas, (ya sabréis cual es), y estuvimos los 10 minutos de cola practicando como indicarle al chico que nos iba a atender que queríamos 2 menús nº4 grandes con nuestro paupérrimo inglés. Al llegar nuestro turno nos recibe diciendo: -Buenas tardes: ¿que queréis? - al oírlo en perfecto español nos quedamos “pasmaos” y el chico nos contó que era de Requena, Valencia y nos estaba escuchando hablar en la cola y practicar. Así que pudimos pedírselo en castellano tranquilamente y comer nuestros menús.

    Otro día fuimos a comer comida autóctona y nos decidimos por una crepe. Después de estudiar la carta minuciosamente nos decidimos y le preguntamos a la camarera, (en inglés), que llevaba la crepe que habíamos decidido, la carta estaba en francés y algunos ingredientes no sabíamos que era… nos lo estuvo explicando en un idioma indeterminado franco-inglés y la estábamos entendiendo, hasta que llego a un ingrediente que nosotros lo identificamos como UUU pero no sabíamos que era, la chica cambio la estrategia y lo intento con mímica, haciendo la gallina y posteriormente poniendo un huevo, (en una situación bastante cómica), para indicarnos que era OEUF (huevo, egg en inglés) lo que intentaba decirnos. Finalmente comimos la crepe nos gustó bastante pero el oeuf estaba crudo….

    Recordaremos ese viaje a Paris con mucho cariño, la próxima visita a Londres promete…

  • Peces fuera del agua en Portugal

    Iñaki Alonso Marigómez
    Mobility Industry

    Después de los viajes que he hecho por el mundo África, Corea del Sur, Portugal y casi toda España, hoy voy a compartir una curiosa anécdota debida al lenguaje que me ha sucedido realizando auditorias en Portugal.

    Realizando auditorias para la red de Goodyear, Vulco, en Portugal estaba trabajando con el responsable de la red y a la vista de los resultados le dije “Cuando empecemos a dar los resultados nos van a mandar a hacer puñetas” y el me dijo “¿Qué nos van a mandar a hacer qué? Le respondo, puñetas. Al ver la cara que ponía, se moría de risa, le pregunté que pasaba. Me explicó que en Portugal “hacer la puñeta es un plato de bacalao con patatas y cebolla”

    Todavía me lo está recordando y en cualquier caso, nada que ver con nuestro concepto de mandar a hacer puñetas.

  • Paella en la baraja de Oxford

    Inmaculada Peralta Vicente
    Formación Técnica | Mobility Industry

    A la edad de 16 años realicé un intercambio cultural con dos hermanas inglesas (de Oxford).

    Cuando les tocó venir a ellas a España, estuvieron conviviendo con mi familia y conmigo. He de decir que ellas no sabían nada español pero tenían ganas de aprenderlo.

    Lógicamente convivíamos juntas con mi familia y enseñándolas a jugar a las cartas (baraja española), mi madre les explicaba que una vez que ganaran se “quedaban con ello” y a la vez gesticuló abriendo los brazos como en círculo. Entre ellas se miraron y dijeron: “ah sí comprendo”  y  al rato comentaron “conejo” imitando a un conejo con las manos en la cabeza como si fueran orejas de conejo.  A esto que miró mi madre a mi padre a la vez y dijeron : Y como saben ellas que mañana ponemos conejo en la paella? En fin un malentendido en el que acabamos todos a carcajadas cuando realmente nos enteramos todos de lo que iba la conversación.

    Tengo un gran recuerdo de este intercambio cultural puesto que nos enriquecimos tanto culturalmente como lingüísticamente y nos lo pasamos genial.

  • Semana Santa en la playa

    Sonia Castrillón
    Corporate Sales

    En 2º de BUP tenía un profesor de matemáticas Guineano.

    Éramos un grupo muy reducido por lo que en clase estábamos todos sentados muy próximos, incluido el profesor. Un día, tras incorporarnos de las vacaciones de Semana Santa, había unos compañeros que venían de la playa y estaban muy morenos. Yo comenté en alto “Jolín, estáis negros….”, en ese momento se hizo un silencio sepulcral en el aula, todo el mundo me miró con cara de espanto o me hacía señas.

    No caí en la metedura de pata hasta que no vi como me miraba el profesor. Casi me muero de vergüenza además de no ser capaz de articular una palabra. Ese año no aprobé las mates…

  • El jamón curado más caro del mundo

    David Trigo de la Vega
    Mobility Industry

    Tengo una anécdota bastante peculiar de cuando era más joven y mis padres, hartos de mí, me mandaron 3 semanas a Irlanda a aprender inglés. Me acogió una familia local, y a modo de agradecimiento les llevamos una paletilla de jamón ibérico sin cortar, en taco, para que lo cortaran ellos allí (porque el coste del corte completo costaba casi más que el cerdo entero, en fin).

    Total, que a la noche siguiente empieza a salir de la cocina un olor y un humo fuertísimo, bajo las escaleras y me encuentro a la pobre señora hundiendo un solomillo de jamón en un litro de aceite de girasol. Yo, entre risas y lágrimas, con mi escaso domino del idioma intente articular 3 palabras para decirle que por favor dejara de mancillar de esa forma la cultura gastronómica española.

    Su respuesta fue “Esto está crudo, así no se puede comer”. Os podéis imaginar lo bien que desayuné esas 3 semanas.

  • Batalla de cantantes en el Sena

    Juan José Martínez Ibáñez
    Dpto. Administración ITV

    Esta anécdota me pasó a la edad de 27 años ya ha llovido; yo trabajaba en Carglass, y todos los años organizaban una competición de Fútbol 7 entre varios países de Europa.

    El primer año fue en París; recuerdo varias anécdotas, pero sin duda una de las más graciosas fue que, después de jugar por la mañana los primeros partidos, nos avisaron para cenar a eso de las 21.00 horas.

    Nos llevaron a un barco restaurante en el río Sena, y nos sentaros a cada país en mesas redondas diferentes, y a medida que iba pasando el tiempo pues os podéis imaginar el cachondeo que teníamos con el vivito, muy bueno por cierto.

    El caso que a los dos lados del barco había mucha gente, porque al final nos llevaba a la torre Eiffel y era como una tradición, que tiraban fuegos artificiales; en eso que los italianos con su arte, se pusieron a cantar OH SOLE MIO... todos poniéndose de rodillas y haciendo un teatro que todas las francesas se le caía la baba. Eso los españoles no podíamos consentirlo, y dijimos se van a enterar, y a grito pelado nos pusimos a cantar ESE TORO ENAMORAO DE LA LUUUNAAA… os podéis imaginar el espectáculo.

    Y para acabar de rematarlo después de la cena nos dieron Champagne en la popa del barco, y a mi se ,me ocurrió decir que después de beber todo hay que tirar la copa al río para que nos diera suerte, nos vieron los demás países y nos imitaron… no os imagináis a los camareros asustados agachándose para que no les diésemos, menos mal que las copas eran de plástico.

    Espero que os haya gustado la anécdota, hubo muchas más pero no me enrollo…

  • Tradiciones de Semana Santa en Jaén

    Juan Ignacio Herrera
    Departamento Mecánico | Industry

    Hace ya muchos años, un miércoles santo fuimos a visitar un pueblo en la Sierra Morena de Jaén donde vivió durante un tiempo la que ahora es mi suegra. Allí nos habíamos citado con unos familiares para ponernos al día sobre todo lo ocurrido desde la última vez que estuvimos juntos. Tras la visita y bajo recomendación nos fuimos a comer al bar de la plaza. Menos mal que nos habían guardado un sitio en la barra porque allí no cabía un alfiler. (Aquí viene lo bueno).

    El camarero cuando ya nos vio acomodados nos preguntó que que íbamos a tomar y yo ni corto ni perezoso y en función de donde estábamos le pedí chorizo y morcilla para empezar...en ese momento y dándonos un capotazo nos sugirió que tenía unos boquerones muy buenos y un bacalao al pil-pil para chuparse los dedos, pero como a tozudo no hay quien me gane insistí en lo pedido sumando además unas chuletillas de cordero alzando un poco más la voz por si no me había escuchado la primera vez.

    En ese momento se hizo un gran silencio, todas las miradas se dirigían a nosotros y el camarero gesticulaba como diciendo...ya te lo decía...Sentimos que debíamos haber hecho algo tan malo que íbamos a ir al infierno sin pasar si quiera por el purgatorio. Acercándose al oído y en modo complaciente una voz me susurró que en esa localidad se guardaba la vigilia toda la Samaná Santa.......sin tardar un segundo dije... ¿Decía usted que el bacalao estaba bueno? Menos mal que mi suegra ya no vivía allí.

Siguientes pasos

Site Selector