Juguetes acuáticos verano
7 min

Diversión en el agua en verano: Juguetes acuáticos seguros

Claves de la seguridad de estos dispositivos infantiles

"Comprobar que estos juguetes cumplen con las normativas es esencial para proteger a nuestros hijos/as durante estas vacaciones y ayudarles a divertirse sin preocuparnos"

26 Julio 2023


Consciente de la importancia de garantizar la seguridad de los más pequeños también en verano, TÜV SÜD, compañía líder en inspección, ensayos y certificación, presenta una lista de consideraciones para conseguir los juguetes acuáticos infantiles más seguros con el objetivo de disfrutar al máximo de la playa o la piscina en esta época del año. Para la compañía, resulta fundamental verificar tanto que estos cumplen con los estándares de seguridad establecidos como que la edad de uso recomendada se corresponda con la edad del menor.

Los juguetes acuáticos, en Europa, están regidos por la Directiva 2009/48/CE, la cual establece los estándares mínimos de seguridad en función de sus características. Asimismo, la Directiva obliga a los fabricantes a colocar la marca CE en sus productos a fin de demostrar su adecuación a la regulación vigente. Las empresas pueden evaluar su conformidad con la normativa a través de métodos internos, si bien la opción más recomendable es el testeado llevado a cabo por laboratorios externos. 

A continuación, TÜV SÜD recoge la información y las advertencias que, por ley, todo juguete acuático debe incorporar para su venta:

 

Marcado CE 

Garantía del cumplimiento del juguete con las normativas de seguridad estipuladas por la Unión Europea.

 

Referencias 

Nombre, razón social, marca y dirección del fabricante/importador, siempre deben ser identificables, siendo su inclusión obligatoria.

 

Número de serie, modelo y tipo 

Estos datos son empleados para facilitar el reconocimiento y rastreo del juguete, en caso de ser necesario.

 

Advertencias e instrucciones de uso 

Es fundamental que el juguete proporcione una guía con directrices concretas para que su uso sea seguro y adecuado.

 

Edad mínima o máxima del niño 

La clasificación por edades ayuda a confirmar que el juguete sea apropiado para el nivel de desarrollo del niño, evitando riesgos innecesarios. Por ejemplo, cuando su uso no está recomendado para menores de tres años, la etiqueta tiene que indicarlo, ya sea mediante una frase y/o un pictograma.

 

Habilidades especiales requeridas 

Aquellos juguetes acuáticos que requieran de habilidades o destrezas especiales han de especificarlo.

 

Peso mínimo y/o máximo 

Existen juguetes, como los flotadores, cuya seguridad depende del peso del niño. Por ello, en estos casos, deben precisar un peso mínimo y/o máximo.

 

Necesidad de supervisión de un adulto 

Para el bienestar de los niños, es importante subrayar que la mayoría de los juguetes acuáticos exigen de supervisión adulta durante el juego y así lo deben hacer constar.

 

Precauciones 

Ciertos juguetes, como los que presentan sustancias peligrosas o potencialmente alergénicas, piezas pequeñas u otros peligros, deben alertar de ellos, ofreciendo a cambio propuestas para su prevención, así como posibles primeros auxilios ante cualquier urgencia relacionada con el producto.

 

Recomendación de uso en aguas poco profundas

Todos los juguetes acuáticos deben restringir su uso a zonas de aguas poco profundas, en las que el niño puede tocar el fondo con los pies.

 

Para finalizar, Oriol Roig, Global Key Account Manager de productos de consumo de TÜV SÜD, concluye que “la seguridad debe ser siempre lo primero a tener en cuenta a la hora de adquirir un producto y más aún cuando lo van a disfrutar niños y niñas. Por ello, tanto clientes como fabricantes deben conocer y aplicar de manera estricta la regulación al respecto y acudir, siempre que sea necesario, a una empresa certificadora que se encargue de confirmar su calidad y conformidad con la norma. Solo de esta manera nos aseguramos de que los más pequeños pueden divertirse en entornos seguros”.

Por último, TÜV SÜD recuerda que, aunque hoy en día disponemos de una gran variedad de juegos diseñados para disfrutar en el agua, en realidad no todos son considerados juguetes. Esto puede ser muy confuso para las familias, por lo que resulta conveniente señalar que solo son juguetes acuáticos aquellos que cuentan con el marcado obligatorio CE, entre los que destacan: los juguetes de baño para niños muy pequeños, como los patitos de goma; los barcos de juguete (con o sin pilas); las colchonetas con una longitud máxima de 120 cm; las balsas infantiles inflables; los juguetes inflables, como las pelotas; los chalecos salvavidas y las pistolas de agua. Por el contrario, no se consideran juguetes acuáticos los chalecos salvavidas con pantalón, los manguitos ni los compensadores de flotabilidad.

 

 

¿Quieres garantizar la seguridad de tus juguetes?

Descubre más información

 

 

Siguientes pasos

Site Selector