Choose another country to see content specific to your location

//Select a site

Alto coste energético derivado de la subida de la factura de la luz

Pérdidas de competitividad en empresas nacionales

El alto coste energético derivado de la subida de la factura de la luz provocará una pérdida de competitividad de las empresas nacionales

"Una vez cuantifiquemos la energía en el tiempo, podremos comparar nuestra actividad y seremos capaces de categorizar los consumos imprescindibles y los que se producen sin necesidad"

Jueves, 16 de septiembre de 2021


Los expertos auguran un aumento de la inflación y una mayor sensación de inseguridad y presión a nivel empresarial si no se implantan medidas para contener la factura de la luz

La tendencia alcista de la factura de la luz, que no deja de marcar máximos históricos días tras días, ha concentrado el foco mediático en el impacto sobre la tarifa regulada de los hogares (PVPC), mientras el tejido empresarial, que se acoge a contratos de Mercado Libre, sufre los peores efectos del aumento abrupto de los costes energéticos. Desde TÜV SÜD, compañía líder internacional en soluciones de alta calidad, sostenibilidad y seguridad, aseguran que “si no se aplican medidas para contenerlo, este coste será inversamente proporcional a la competitividad de nuestras empresas, provocando problemas de inflación y un aumento de la presión sobre los presupuestos del tejido empresarial nacional”. 

Ángel del Peso, Business Line Manager de Eficiencia Energética de TÜV SÜD España y Portugal, afirma que “se están viendo afectados todos los consumidores con contratos indexados al precio del Mercado Diario, independientemente del sector al que pertenezcan, pero la situación afecta a todos, desde los consumidores domésticos hasta a la industria electrointensiva”. Para que el precio de casación sea más bajo y se pueda desplazar la curva de oferta, “una opción factible sería la generación eólica y el aprovechamiento del sol, aunque el problema de estas tecnologías es la disponibilidad”, añade Del Peso. Precisamente, otra de las causas del elevado precio de la electricidad “es el precio del gas, que también se ha disparado, y el alto precio de los derechos de emisión de CO2, dos factores que afectan directamente a la generación de electricidad proveniente de los ciclos combinados”. 

Para poder controlar el consumo energético, “el primer paso consistirá en medir lo que se está consumiendo. Una vez cuantifiquemos la energía en el tiempo, podremos comparar nuestra actividad y seremos capaces de categorizar los consumos imprescindibles y los que se producen sin necesidad, eliminando los innecesarios y reduciendo los imprescindibles De esta forma, disminuiremos tanto el impacto de nuestra actividad como la factura energética”, aclara.

Otra opción, concluye el experto, “será actuar sobre la simultaneidad de equipos en funcionamiento, para conseguir reducir la demanda de potencia sin que se vea afectada nuestra actividad normal. Si optimizamos la potencia contratada también conseguiremos un ahorro económico importante. En cualquier caso, estas pautas deben ser continuadas en el tiempo, prestando la suficiente atención para no incurrir en consumos no necesarios o en excesos de potencia que tengan un efecto contrario al buscado”.

Siguientes pasos

Site Selector