Oficina con certificación WELL
10 min

Standard WELL v2: Bienestar físico, mental y social

Artículo de opinión

"Las organizaciones que dan prioridad a la salud de sus clientes y empleados están mejor equipadas para satisfacer la creciente demanda de desempeño del capital humano"

22 Diciembre 2023


El Estándar de Construcción WELL es una certificación basada en el rendimiento y no en la prescripción, siendo necesario demostrar el cumplimiento de todos los requisitos a través de una Performance Verification final. Es la primera certificación donde la salud y el confort de los usuarios son el eje central.

La certificación WELL retoma el concepto de salud brindado por la OMS, en la que se la define como un bienestar físico, mental y social, y lo lleva a su sistema de puntuación para analizar la presencia de dicho bienestar en los espacios cerrados en los que usualmente habitamos, trabajamos y nos relajamos.

 

Principios fundamentales del standard WELL v2

  • Equitativo: pretende beneficiar a una gran variedad de personas, incluyendo y especialmente la población discapacitada o vulnerable.
  • Global: propone intervenciones que sean factibles, alcanzables y relevantes en todo el mundo.
  • Basado en evidencias: desarrollado por un equipo de investigadores multidisciplinar y validado por un equipo de expertos colaboradores.
  • Técnicamente robusto: define las mejores prácticas industriales y valida estrategias a través de la Performance Verification y un riguroso proceso de verificación independiente.
  • Enfocado en el cliente: promueve el éxito de los usuarios WELL a través de servicios de coaching, recursos dinámicos y una plataforma intuitiva.
  • Resiliente: mantiene el ritmo con avances en investigación, ciencia, tecnología y sociedad, continuamente mejorando a través de la integración de nuevos descubrimientos.

 

Categorías de WELL v2

Categorías WELL standard

Cada concepto consta de características (features) con distintos objetivos. Estas características pueden ser precondiciones u optimizaciones.
Las precondiciones definen los componentes fundamentales de un espacio WELL Certified y sirven como base de un edificio saludable. WELL v2 ofrece un conjunto universal de precondiciones para todos los proyectos. Todas estas precondiciones, incluidas todas las partes que contienen, son obligatorias para la certificación.

Las optimizaciones son vías opcionales para que los proyectos cumplan con los requisitos de certificación en WELL. Los equipos de proyecto pueden seleccionar a qué optimizaciones optar y en qué partes centrarse dentro de cada optimización:

CATEGORÍA
PRECONDICIONES
OPTIMIZACIONES
AIRE
4
10
AGUA
3
5
ALIMENTACIÓN
2
11
ILUMINACIÓN
2
7
MOVIMIENTO
2
8
CONFORT TÉRMICO
1
6
ACÚSTICA
1
5
MATERIALES
3
8
MENTE
2
9
COMUNIDAD
0
5

Aparece también el concepto de Innovación, que no tiene precondiciones y dispone de 5 optimizaciones y que concede puntos adicionales. Los objetivos principales de cada categoría son:

  • Aire: su objetivo es alcanzar altos niveles de calidad del aire durante la vida útil del edificio a través de diferentes estrategias como puede ser la reducción o eliminación de la fuente de contaminación, diseño del edificio activo y pasivo, estrategias operacionales e intervenciones en el comportamiento humano.
  • Agua: esta categoría cubre los aspectos de calidad, distribución y control del agua en un edificio. Incluye el control y la limitación de los contaminantes en el agua bebible, así como requerimientos dirigidos a la gestión del agua para evitar daños a los materiales de construcción.
  • Alimentación: el objetivo de esta categoría es promover una alimentación saludable en los edificios. Para ello se requiere la disponibilidad en el edificio de frutas y vegetales e información nutricional de los alimentos dispensados. Promueve la creación de espacios de comida donde la alimentación saludable sea la opción más sencilla.
  • Iluminación: esta categoría pretende promover la exposición a la luz natural y la creación de espacios iluminados que mejoren la salud visual, mental y biológica, poniendo en valor la importancia de los ritmos circadianos en la salud.
  • Movimiento: el objetivo de esta categoría es promover la actividad física en el día a día de los ocupantes del edificio, a través del diseño de los edificios, políticas empresariales y programas que aseguren que se dan oportunidades para favorecer el ejercicio físico.
  • Confort Térmico: a través de esta categoría se pretende aumentar la productividad a través de proveer a los usuarios del máximo confort termal dentro del edificio a través de diseños eficientes de HVAC y controles térmicos individuales.
  • Acústica: el objetivo de esta categoría es que el usuario alcance el confort acústico en el interior del edificio, identificando los parámetros que afecten a este bienestar y mitigando sus efectos.
  • Materiales: esta categoría pretende, a través de la utilización de materiales sostenibles, reducir la exposición de los usuarios a la contaminación, directa o indirecta, a productos químicos que puedan afectar a la salud durante la construcción, debido al mobiliario o a la operativa del edificio.
  • Mente: a través de esta categoría se pretende promover la salud mental mediante políticas, programas y diseños de estrategias que buscan identificar y dirigir positivamente los diversos factores que influencian el bienestar cognitivo y emocional de los usuarios del edificio.
  • Comunidad: el objetivo de esta categoría es promover el acceso a servicios de salud esenciales, construyendo una “cultura de salud” que acomode las diversas necesidades de la población, y establezca una comunidad inclusiva y cooperativa.

WELL v2 opera en un sistema basado en puntos, con 110 puntos disponibles para cada proyecto. Todas las optimizaciones se ponderan con valores de puntos variables. El valor máximo de puntos de una característica está determinado por la suma de sus partes. Una parte se pondera por su potencial de impacto, definido como la medida en que una característica aborda una preocupación específica de salud y bienestar u oportunidad para la promoción de la salud, y el impacto potencial de la intervención.

 

Performance Verified Concepts

WELL es un sistema basado en el rendimiento. Cada proyecto WELL se verifica mediante pruebas in situ del rendimiento del edificio. Esta práctica es fundamental para los edificios de alto rendimiento y ayuda a los equipos de proyecto a comprender mejor la relación entre el entorno físico y la salud humana.

El proceso de evaluaciones y pruebas in situ se denomina Performance Verification. Se toman mediciones in situ de diversos parámetros de calidad del aire y del agua, así como de niveles de sonido y luz. Es un proceso distinto de la puesta en servicio de un edificio tradicional y garantiza que el edificio funcione según lo previsto, de acuerdo con los requisitos de WELL.

La Performance Verification la realiza un Performance Agent autorizado por WELL, que generalmente pasa de uno a tres días en el edificio para validar la documentación del proyecto y completar una serie de pruebas de desempeño, verificaciones puntuales y mediciones que cubren todos los conceptos de WELL. Las pruebas se completan de acuerdo con los protocolos de muestreo de IWBI (International Well Building Institute) disponibles en la Guía de Performance Verification de WELL. En el caso de España, el partner del IWBI es el ITG (Instituto Tecnológico de Galicia) y serán ellos quienes envíen al Performance Agent a realizar la Performance Verification.

 

Puntuación y niveles de certificación

En función de las optimizaciones escogidas y de la puntuación obtenida en ellos, se obtiene el nivel de certificación del edificio que puede ser Bronce, Plata, Oro o Platino, según la puntuación obtenida (40 pts, 50 pts, 60 pts y 80 pts respectivamente).

Certificado WELL Niveles

 

PASO A PASO PARA ALCANZAR LA CERTIFICACIÓN WELL v2

Para alcanzar la certificación WELL v2 de un edificio es primordial contar con la figura de un consultor en sosteniblidad, que lidere todo el proceso de certificación y se encargue de asesorar a los diferentes intervinientes en el edificio, recopilar evidencias y gestionar la documentación, así como contactar con WELL cuando se deba realizar la Performance Verification. Las diferentes etapas que TÜV SÜD propone para llevar a cabo la certificación de un edificio en base a WELL v2 serían:

Pre-evaluación: se realiza una pre-evaluación en base a la documentación disponible y teniendo en mente el objetivo de certificación que tenga el cliente. Se emite un informe con esta pre-evaluación donde se habrán analizado todos los créditos, indicando si es factible su obtención y las acciones por realizar para poder alcanzar la puntuación deseada. Pre evaluación WELL
Reunión inicial: una vez emitido el informe, se realiza una reunión inicial con propiedad y equipo de diseño, donde se explica el resultado del informe de pre-evaluación, y se determinan aquellos créditos a los que finalmente se optará y aquellos que se descartarán. Se marcará el objetivo definitivo y se indicarán las pautas para alcanzarlo.  Reunión inicial
Registro del edificio: el proceso de certificación propiamente dicho comienza con el registro del proyecto en la web.
 Registro del edificio
Recopilación de evidencias de los créditos: el asesor WELL recopilará todas las evidencias y preparará la documentación para subirla a la plataforma WELL. Para recopilar esta información será necesario que todos los intervinientes de la obra: propiedad, equipo de diseño, ingeniería y constructora, aporten la información y documentación requerida por el consultor.
 Recopilación de evidencias
Pre-test previos a la perfomance verification: una vez el edificio esté en las condiciones precisas para realizar los ensayos, se realizarán los pre-test para asegurar que se obtienen los valores que posteriormente serán requeridos en la Performance Verification. De esta forma se podrán tomar las medidas oportunas, en caso de necesitarse, antes de la Performance Verification. TÜV SÜD siempre aconseja realizar los pre-test directamente con el ITG. De esta manera nos aseguramos de que estos ensayos se realizan con los mismos equipos que después realizarán la Performance Verification, por lo que, si los resultados son correctos en los pre-test, serán correctos en la Performance Verification final.
 Pre-test previos
Performance Verification: un Performance Agent enviado por WELL irá al edificio para llevar a cabo los ensayos de verificación requeridos para obtener la certificación WELL del edificio. Estos ensayos conforman la Performance Verification.
 Ensayos WELL

Obtención de la certificación: una vez WELL ha realizado la Performance Verification y ha revisado el resto de documentación presentada, y siendo ésta correcta, se obtiene el certificado WELL del edificio.

 Obtener certificación WELL

Todos los edificios certificados en WELL se deben recertificar cada 3 años, de manera que se garantice que los parámetros de confort y bienestar certificados se mantienen a lo largo del tiempo.

 

¿Quieres certificar tu edificio?

Conoce cómo podemos ayudarte

 

 

Siguientes pasos

Site Selector