Law and Justice, Legality concept, Judge Gavel on a wooden background, Law library concept.

Entrada en vigor de la Ley de Igualdad LGTBI en las empresas

Las compañías deben implementar planes específicos para garantizar la igualdad y prevenir el acoso

Las empresas con más de 50 trabajadores deben tener ya un plan que garantice la igualdad de las personas LGTBI

A partir del 2 de marzo de 2024, según lo establecido en la Ley 4/2023, de 28 de febrero, para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI, las empresas con más de 50 empleados están obligadas a implementar un conjunto planificado de medidas y recursos para alcanzar la igualdad real y efectiva de las personas LGTBI.

Concretamente, las empresas deben contar con un plan de gestión de la igualdad que incluya a las personas LGTBI y un protocolo de actuación para la atención del acoso o la violencia contra las personas de este colectivo. Estas medidas deberán ser pactadas a través de la negociación colectiva y acordadas con la representación legal de las personas trabajadoras.

Las empresas de menos de 50 personas trabajadoras deberán adoptar medidas para la prevención y detección de las situaciones de discriminación por razón de las causas previstas en esta ley, así como articular medidas adecuadas para su cese inmediato. 

curso satisfacción grupos interés

Tanto el protocolo como el plan LGTBI deben ser documentos específicos e independientes del plan de igualdad, por lo que en la actualidad se pueden dar dos situaciones diferentes en las compañías. Por un lado, que la empresa ya tenga implantado el plan de igualdad, en cuyo caso, tendrá que reabrir la negociación colectiva para incluir en el mismo y de manera expresa a las personas LGTBI. Y, por otro lado, que la empresa todavía no tenga implantado un plan de igualdad, caso que debería aprovecharse para plantear ambos planes, de manera que, además del plan de igualdad, se determinen directrices específicas para garantizar la igualdad de las personas LGTBI.

Cabe destacar que el contenido y alcance de las medidas se encuentran pendientes de desarrollo reglamentario, tras un año de la publicación de la ley.

A pesar de ello, es recomendable que las empresas comiencen a implantar estos planes a la mayor brevedad posible, así como a elaborar el protocolo de prevención y actuación frente al acoso o la violencia contra las personas LGTBI.

Los artículos 79 y 80 de la Ley 4/2023, de 28 de febrero, regulan las nuevas infracciones y sanciones en materia de igualdad de trato y no discriminación por razón de orientación e identidad sexual, expresión de género o características sexuales. Estas sanciones se califican como leves (de 200 a 2.000 euros), graves (de 2.001 a 10.000 euros) y muy graves (de 10.001 a 150.000 euros).

TÜV SÜD se pone a disposición de las compañías que puedan necesitar apoyo en el cumplimiento de esta ley, así como en la revisión y actualización de los Planes de Igualdad a las nuevas directivas y en el proceso de implementación de todos los cambios necesarios para ello.

Siguientes pasos

Site Selector