Seleccione otro país para ver contenido específico

//Seleccione su país /región

Guía para la Preparación del Apagado de la Planta

Garantice la seguridad de su planta vacía o inactiva

Peligros de las Instalaciones Inactivas

Las instalaciones inactivas presentan desafíos especiales de control de pérdidas y gestión de riesgos tanto para los activos físicos como para la continuidad del negocio. Grandes activos pueden perder valor rápidamente si no preparan adecuadamente y no están sujetos a revisión / mantenimiento periódico. La preparación adecuada hecha con anticipación puede hacer que la reactivación sea menos costosa y reducir el tiempo para que la instalación vuelva a estar en línea.

Existen 3 exposiciones principales a instalaciones inactivas:

  • Traspaso: una propiedad inactiva o un edificio vacío puede convertirse en un objetivo atractivo para la entrada no autorizada y los daños posteriores
  • Clima severo: El clima severo a menudo da como resultado daños por agua a la estructura, ya sea a través de una abertura en la envolvente del edificio o tuberías que se rompen después de un clima helado
  • Deterioro gradual: Cuanto más tiempo una propiedad permanece inactiva y menos mantenimiento / atencion recibe, mayor es la aceleración del deterioro relacionado con la edad

Estas exposiciones se superponen de muchas maneras, especialmente con respeto a los medios efectivos para reducirlas. Las acciones para minimizar los efectos del clima severo también son beneficiosas con respeto a reducir la tasa de deterioro gradual y desalentar la entrada ilegal y las travesuras maliciosas.

Es importante entender que cuando las instalaciones están inactivas, es por una razón; en las condiciones actuales, el costo de operación es mayor que los ingresos generados. Un cambio en las condiciones económicas puede cambiar el equilibrio de esa ecuación. El propósito de las recomendaciones enumeradas aquí es preservar estos activos para obtener el máximo valor a largo plazo, incluida la maximización de la flexibilidad para uso futuro.

Preparación para el Apagado del Sitio

Existe una gran presión para minimizar los costos al cerrar una instalación. Sin embargo, a excepción de las medidas de seguridad obvias y continuas, gastar unos pocos dólares en preparación proporciona un rendimiento futuro significativo. Considere cada uno de los siguientes como parte del proceso de apagado:

  • Asegure la envolvente del edificio: Incluye la reparación de gotera en el techo, asegurando que las ventanas estén cerradas (tapiadas o protegidas de otra manera si están expuestas al público) y asegurando una puerta/portón resistente y cerradura en los puntos de entrada principales
  • Prepárese para el clima severo y los peligros naturales: Incluye cerrar y drenar todas las tuberías de agua/ sistemas de plomería, convertir los sistemas de rociadores de tubería húmeda en sistemas secos, proporcionar calor para las tuberías húmedas debajo de la válvula de tubería seca, limpiar los escombros de los techos y desagües, cerrar y cierre del suministro de gas y agua, y la energía eléctrica
  • Equipo importante de “bola de naftalina”: el equipo valioso que no se puede quitar de manera rentable debe prepararse para un periodo de inactividad prolongado según las recomendaciones del fabricante. Asegúrese de cerrar todas las puertas cortafuegos.
  • Haga que las instalaciones menos atractivas para el robo: retire todo el material del sitio, retire la maquinaria / equipo liviano que no está anclado / instalado permanentemente. Si debe permanecer almacenamiento exterior, aléjelo de los edificios. Discutir la remoción / ubicación revisada de los extintores de incendios con el departamento de bomberos local.
  • Asegure los edificios y terrenos: repare las cercas y coloque letreros de “Prohibido el paso”, asegúrese de que la iluminación exterior sea de calidad y no se dañe fácilmente, instale detección de intrusos y contrate servicios de seguridad, e informe a las fuerzas del orden y al departamento de bomberos locales de los planes. Haga arreglos para inspecciones de seguridad periódicas si es práctico.

Actividades de Mantenimiento Continuo

Las instalaciones inactivas son una pérdida de efectivo; existen muchas incentivos para minimizar los costos asociados con la atención continua para ellos. Estas presiones deben equilibrarse con la posible pérdida de valor si la instalación no se mantiene. Si el sitio está completamente preparado para la transición a una instalación inactiva como se describe en la sección anterior, entonces debe permanecer en una condición relativamente estable, a menos que haya una entrada que cambie estas condiciones.

Una instalación inactiva puede convertirse en un objetivo atractivo para personas no autorizadas. Una vez que la propiedad está inactiva, es fácil para los forasteros asumir que no tiene valor para el propietario o la comunidad. Los niños pueden sentirse atraídos por el lugar como un lugar para explorar. Las personas que roban metales para venderlos a los recicladores pueden ver ganancias potenciales en el sitio.

La mejor manera de combatir estos posibles trastornos a la preservación de la propiedad inactiva es demostrar a la comunidad circundante que, por la forma en que se trata y se mantiene, la propiedad aún tiene valor. Si bien todos estos esfuerzos de mantenimiento implican costos, los costos se minimizan manteniéndolos en su lugar en vez de responder a los incidentes. Las actividades de mantenimiento obvias son la mejor manera de garantizar la protección de sus activos.

Precauciones de Clima Severo

El clima severo generalmente no es una sorpresa, se predice mucho antes de su llegada. Hay pasos básicos que se pueden tomar antes y después del inicio de un clima severo, incluida la inspección de la instalación para asegurarse de que los sistemas de rastreo de calefacción estén en servicio, el drenaje de los puntos bajos de los sistemas de rociadores de tubería seca, la inspección de la tubería de agua para asegurarse de que permanezca desconectada y drenado, asegurando que las aberturas del edificio estén cerradas / selladas según corresponda, y asegurando que los desagüe del techo estén libres de hojas caídas.

Durante el clima helado, considere aumentar la frecuencia de las inspecciones del sitio y las patrullas de seguridad. Después de las tormentas invernales, revise la envolvente del edificio en busca de aberturas y repare según sea necesario y revise el techo para ver si hay acumulaciones peligrosas o acumulación de nieve.

Repare cualquier falla en la envolvente del edificio inmediatamente después de fuertes vientos. Antes de las fuertes tormentas de lluvia, inspeccione la instalación para asegurarse de que la envolvente del edifico esté segura y no gotee (especialmente el techo), verifique que los desagües del techo están limpios y, si se predice una inundación, resucite el plan de inundación del sitio y selle las puertas / aberturas con sacos de arena y tome las medidas necesarias para las bombas de emergencia.

Después de las tormentas de lluvia, verifique si hay aberturas en la envolvente del edifico y repare según sea necesario, y bombee el agua estancada fuera del edifico y/o terrenos según sea apropiado o necesario.

Nuestros Expertos Están Disponibles para Ayudarle

Los expertos de TÜV SÜD Global Risk Consultants (GRC) están disponibles para ayudarlo a navegar el proceso de cierre de la planta, garantizando la seguridad de sus activos e instalaciones mientras están inactivos. Con más de 60 años de experiencia en ingeniería de protección contra incendios, análisis de peligros naturales y valoración de propiedades, nos asociamos con usted durante cada paso del proceso.

EXPLORE

Historia de la Empresa GRC
Infografía

Historia de la Empresa GRC

Explore la amplia historia de la TÜV SÜD GRC en servicios de gestión de riesgos

LEER MÁS

VER TODOS LOS RECURSOS

Siguientes pasos

Seleccione su país /región

Global

Americas

Asia

Europe

Middle East and Africa