Certificado H2-READY

Estándares de calificación para los materiales y certificaciones para las centrales eléctricas de gas

Estándares de calificación para los materiales y certificaciones para las centrales eléctricas de gas

¿QUÉ SIGNIFICA «H2-READY? ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

Se prevé que el hidrógeno desempeñe un papel importante en varias industrias, y lo más probable es que sustituya al gas natural como portador de energía libre de CO2. Por lo tanto, es de esperar que un componente (por ejemplo, una tubería o una válvula) o un sistema completo (por ejemplo, una central eléctrica) originalmente destinado al gas natural deba realizar la transición hacia el hidrógeno en algún momento de su vida útil.

Este cambio al hidrógeno debe tenerse en cuenta en el diseño inicial del componente o de la planta para garantizar la capacidad de utilizar hidrógeno en el futuro. En la industria, esto se conoce como «H2-Readiness».

Por lo tanto, “H2-ready” se refiere a la capacidad de un componente o sistema para funcionar con hidrógeno en el futuro. Para cumplir con los objetivos globales de reducción de CO2, el hidrógeno sustituirá parcial o totalmente al gas natural en el futuro. Como resultado, es probable que los componentes y sistemas que funcionan con gas natural en la actualidad pasen a funcionar con hidrógeno en el futuro. 

En el futuro, las centrales eléctricas de turbinas de gas también utilizarán hidrógeno en parte o en su totalidad.

 

¿QUÉ CERTIFICADOS «H2-READY» OFRECE TÜV SÜD?

TÜV SÜD diferencia entre los certificados «H2-ready» para materiales o componentes y para centrales eléctricas de ciclo combinado. Para ambos certificados, los expertos de TÜV SÜD han desarrollado un estándar de calificación y certificación. En la actualidad, esta certificación es totalmente voluntaria. Sin embargo, es probable que la legislación incluya pronto la cuestión de la preparación para el H2 en toda la UE o a nivel nacional, como ya ocurre en el Reino Unido o Alemania. En algunos casos, es posible que pronto sea obligatoria una certificación de terceros para los operadores de centrales eléctricas.

 

¿QUÉ BENEFICIOS APORTA EL CERTIFICADO «H2-READY» DE TÜV SÜD PARA MATERIALES Y COMPONENTES?

Seleccionar los materiales correctos para las aplicaciones de hidrógeno es todo un desafío. A diferencia del gas natural, el hidrógeno tiene mecanismos dañinos que pueden comprometer la fiabilidad de los componentes. Las normas existentes no abordan adecuadamente la resistencia al hidrógeno y, por lo general, se limitan a industrias específicas. Por tanto, no siempre son extrapolables a otros campos.

Entonces, ¿cómo puedes estar seguro de que los materiales que utilizas están preparados para el H2 y cumplen con los requisitos?

TÜV SÜD elaboró la norma P003 «Resistencia del material al hidrógeno comprimido» como base para la certificación, en colaboración con fabricantes de componentes y especialistas técnicos.

Esta norma se divide en dos fases:

  1. Calificación de materiales y componentes mediante los procedimientos de ensayo enumerados en la norma.
  2. Supervisión continua del cumplimiento de los métodos certificados de la auditoría.

 

Ventajas de la certificación TÜV SÜD

  • Un método bien estructurado para determinar la compatibilidad de los materiales, basado en normas internacionales reconocidas y recogido en la norma de ensayo P003 de TÜV SÜD.
  • Examina materiales metálicos, plásticos y elastómeros. Los ensayos de materiales en una atmósfera de hidrógeno se pueden realizar en laboratorios asociados

 

FORMACIÓN PARA FABRICANTES DE COMPONENTES

¿Deseas obtener más información sobre los mecanismos de daño por hidrógeno y la resistencia de los materiales y componentes? ¡Asiste a nuestra sesión de formación de un día de duración!

Nuestros expertos abordarán temas como los mecanismos de daños por H2, la idoneidad del material y la selección de materiales. La formación está dirigida a los fabricantes de componentes y a sus departamentos de desarrollo. Ponte en contacto con nosotros.

 

¿QUÉ BENEFICIOS APORTA EL CERTIFICADO «H2-READY» DE TÜV SÜD PARA CENTRALES DE CICLO COMBINADO DE TURBINAS DE GAS (CCGT)?

Los operadores de las centrales esperan que los fabricantes de estas suministren instalaciones preparadas para el H2 en el futuro. Debido a la falta de un marco de evaluación uniforme para la preparación para el H2, es difícil para todos los participantes del mercado hacer afirmaciones claras y transparentes sobre el tema.

Cada fabricante de equipos originales (OEM) o la empresa de ingeniería, suministros y construcción (EPC) de cada central eléctrica puede adoptar una definición diferente de lo que es “H2-readiness”. Las diferentes interpretaciones pueden generar desafíos en términos de costes adicionales, rendimiento o seguridad cuando se implemente el cambio al hidrógeno.

 

Hydrogen production

¿Cuál es la mejor manera de abordar esta ambigüedad?

TÜV SÜD ha creado una guía para determinar la preparación para el H2 de las centrales eléctricas y ofrece una certificación independiente a los fabricantes de equipos originales (OEM) y a los constructores de plantas (EPC). Para los operadores de las centrales, esto mejora la seguridad de la inversión.

La certificación abarca toda la central eléctrica, incluidos todos sus subsistemas. Se evalúan todos los pasos importantes a lo largo del ciclo de vida de la central y la hoja de ruta de cómo se realizará la conversión al hidrógeno a lo largo del tiempo.

Este proceso de certificación consta de tres pasos y tres certificados:

 

  • Nivel 1: certificado conceptual

    El procedimiento de licitación para una nueva central eléctrica de ciclo combinado (CCPP) está cubierto por el certificado conceptual. Este certificado garantiza que el concepto subyacente de preparación para el H2 aborde todas las preocupaciones importantes y ofrezca respuestas viables. El propietario del concepto, normalmente el OEM como fabricante de la planta o el EPC, es el titular del certificado.

  • Nivel 2: certificado de proyecto

    La fase de realización está cubierta por el certificado del proyecto. Este certificado garantiza que el concepto de preparación para el H2 se implemente correctamente y que la central se planifique y construya de acuerdo con los estándares de la guía. Tanto el fabricante de la central como los propios operadores de la central son posibles titulares de este certificado. El certificado es específico del proyecto porque se aplica a una central específica y a los sistemas y componentes que esta requiere.

  • Nivel 3: certificado de transición

    Los expertos examinarán el procedimiento de transición cuando la fuente de gas de combustión pase de gas natural a hidrógeno puro o a una combinación de gases para otorgar el certificado de transición. Se asegurarán de que las acciones de modernización y mejora definidas se hayan llevado a cabo correctamente y de que el rendimiento y la seguridad generales de la central cumplan con los criterios reglamentarios. El titular del certificado puede ser el fabricante a cargo de las medidas de actualización y reacondicionamiento, con el objetivo de demostrar al propietario que la actualización se ha realizado correctamente. Los propietarios de las centrales también pueden contratar a un tercero para certificar que las medidas de modernización se están implementando correctamente.

 

¿Qué ventajas ofrece el certificado a los fabricantes de equipos originales (OEM) y a los constructores de centrales?

  • La guía ofrece claridad y transparencia a todas las partes que participan en un proyecto de central eléctrica.
  • La guía incluye todas las condiciones marco que deben aclararse, así como los requisitos para los componentes y sistemas esenciales.
  • El sistema de certificación se divide en tres etapas, cada una de las cuales cubre todos los procesos hasta la conversión al hidrógeno.

 

Contactar

 

 

SERVICIO OFRECIDO POR TÜV SÜD IBERIA S.A.U.

Siguientes pasos

Site Selector