Noticias

Cómo calcular la huella hídrica de tu negocio

Esta metodología cuantifica el volumen acumulado de agua dulce que consume anualmente una organización para producir bienes y servicios, así como el tipo de agua que emplea, el cuándo y el dónde

Huella del agua

En el marco del Día Mundial del Agua, TÜV SÜD ha profundizado en el concepto “huella hídrica”, que hace referencia a la metodología utilizada para cuantificar el volumen acumulado de agua dulce que consume anualmente una organización para producir bienes y servicios, así como el tipo de agua que emplea, el cuándo y el dónde. 

Para poder calcularla debemos conocer las normas y estándares existentes en relación con el cálculo de la huella de agua, entender las oportunidades de la evaluación de la huella de agua como parte de la estrategia empresarial y conocer los fundamentos y la metodología de estudio de la huella hídrica. Según Victoria Gutiérrez, Business Line Manager de Soluciones de Sostenibilidad y Buen Gobierno de TÜV SÜD, existen dos fórmulas diferentes para realizar el análisis del impacto ambiental sobre el agua, dependiendo de la normativa que utilicemos para el estudio.

Por un lado, según la extendida metodología Water Footprint Standard (WFS) de la Universidad de Trente considera, la huella hídrica es una herramienta que permite cuantificar el consumo y la contaminación del agua por parte de una persona, producto o país, así como de una comunidad, empresa o área geográfica (cuenca, municipio, provincia, etc.). Esta metodología tiene como objetivo evaluar principalmente los flujos de agua, centrándose en la escasez y la movilidad del agua entre distintos ámbitos geográficos.

Por otro lado, la normativa ISO 14046 propone un enfoque más completo aplicando la metodología de Análisis de Ciclo de Vida, que evalúa tanto el uso de recursos hídricos como los impactos ambientales sobre el agua. Este indicador es una herramienta fundamental para las empresas comprometidas con una gestión sostenible de los recursos hídricos ya que les permite analizar su propia actividad, establecer planes de optimización y comunicar a toda la cadena de valor su compromiso con el medio ambiente en relación con el uso que realizan del agua.

Siguientes pasos

Site Selector