NOTICIAS

20 de mayo de 2021

Inspecciones ambientales: los incumplimientos más comunes y claves para superarlas de forma satisfactoria

La mayoría de las empresas que deben someterse a inspecciones ambientales periódicas no superan los controles 

Inspecciones AmbientalesMás de 600 establecimientos deben someterse periódicamente a inspecciones ambientales cada año, de los cuales más de 200 corresponden a industrias. Estas inspecciones tienen como objetivo asegurar el cumplimiento de las condiciones indicadas en su autorización ambiental y las llevan a cabo las empresas que puedan suponer un riesgo para el medio ambiente.  En Cataluña, donde se realizan dichos controles desde 2014, los últimos datos publicados por la Generalitat de Cataluña (informe anual para 2020 de inspecciones ambientales integradas), que registran todas las emisiones industriales, revelan que solo el 25% de las 126 empresas evaluadas superan la totalidad de los controles realizados, según ha informado la Cadena Ser.

Para Mariana Pastorino, coordinadora de Medio Ambiente Industrial Cataluña de TÜV SÜD, la realización de la inspección ambiental no necesariamente es más exigente actualmente aunque “la sistemática ha cambiado en las inspecciones ambientales respecto a los controles ambientales y hay que adaptarse”.

Dichas inspecciones se llevan a cabo bajo los principios de prevención y control ambiental amparados por la Ley 20/2009, del 4 de diciembre, y en cuyo texto se especifican el tipo de empresas que deben someterse a los controles. Concretamente, según explica Pastorino, “los criterios para seleccionar los establecimientos que tienen que ser objeto de inspección ambiental integrada programada se fundamentan en una evaluación de su riesgo según niveles y tipo de emisiones, la sensibilidad del medio local, el riesgo de accidente, el historial de cumplimiento de la autorización y la participación en el sistema de gestión ambiental EMAS (Eco-Management and Audit Scheme)”.

Sobre la periodicidad con la que las compañías deben someterse a inspecciones apunta la experta de TÜV SUD que “suele oscilar entre los 1, 2 y 3 años, en función de los criterios comentados anteriormente y bajo un requerimiento de la administración, donde se indica una fecha límite de la inspección. Asimismo, a la vista de los resultados de las anteriores evaluaciones y de los parámetros a evaluar, se determina la posibilidad de incluirlos o no en el programa del año correspondiente”.

Cuáles son los incumplimientos más comunes para no superar las inspecciones
Entre los incumplimientos más graves, con más riesgo para el medio ambiente, se encuentra la “superación de valores de concentración de emisiones a la atmósfera por encima de los valores límite aplicables o de vertido de aguas residuales”. Aunque, según Pastorino la mayoría de los errores se deben a fallos administrativos que provocan un mayor número de evaluaciones negativas:

Cambios respecto a lo que indica la autorización ambiental que no se han comunicado a la Administración, por ejemplo, el incremento de consumos o nuevos residuos generados.

Controles sectoriales realizados fuera de los plazos establecidos.

Documentación de gestión de residuos no correcta, sin disponer de todo el contenido establecido por la normativa.

En caso de no cumplir con la normativa ambiental y disponer de una desviación menor según la entidad colaboradora, no tendrá consecuencias, pero el incumplimiento de valores límite, o sea, realizar una actividad para la que no se dispone de autorización o aspectos no conformes reiterados, pueden tener como consecuencia una sanción.

Cinco claves para completar satisfactoriamente los controles ambientales
Las buenas prácticas de una empresa en materia ambiental pueden servir para evitar futuras sanciones a la empresa y superar sin imprevistos cualquier inspección de impacto ambiental:

Conocer el contenido de la autorización ambiental y comprobar periódicamente cualquier posible desviación (consumos, residuos, vertidos, materias primeras, productos, etc.).

Controlar los plazos aplicables para medidas in situ y controles sectoriales, por lo que realizarlo fuera de plazo es un aspecto no conforme.

Conocer el contenido mínimo que debe disponer la documentación justificativa de gestión de los residuos y exigir al gestor o intermediaros que los documentos de gestión contengan toda la información necesaria.

• Controlar las novedades normativas de la Generalitat que se publican en la web. • Realizar los controles de emisiones o niveles sonoros con margen para poder realizar, en caso de resultado desfavorable, las acciones correctoras correspondientes y una nueva medida dentro de plazo.

Recursos de Control Ambiental en Cataluña
Para más información sobre nuestras actividades de Control Ambiental en Cataluña, puedes descargar varios recursos:

Siguientes pasos

Site Selector