NOTICIAS

El sector avícola y porcino: cómo analizar sus riesgos medioambientales 

Cada vez queda menos para que las empresas del sector avícola y porcino, siendo prioridad 3, constituyan su garantía financiera

ARMA porcino avícola

En octubre de 2019 se publicó en el BOE la Orden TEC/1023/2019, de 10 de octubre, la fecha a partir de la cual será exigible la constitución de la garantía financiera obligatoria para las actividades clasificadas como nivel de prioridad 3 en el Anexo de la Orden APM/1040/2017, que modifica el catálogo de actividades de la Ley 26/2007 y de la Orden ARM/1783/2011

El riesgo medioambiental es un riesgo más que las empresas deben gestionar y, precisamente, el Análisis de Riesgo Medioambiental (ARMA) es una herramienta fundamental para conocer y gestionar el riesgo de un establecimiento, minimizarlo y cuantificarlo con el mayor rigor posible y, si es posible, eliminarlo. El riesgo medioambiental es un factor importante a tener en cuenta en la cadena de producción, ya que se trata de un valor añadido para la contribución a un desarrollo sostenible.

Concretamente, en TÜV SÜD llevamos varios años realizando análisis de riesgos medioambientales (ARMA). Desde 2018 en actividades de prioridad 1, pasando por 2019 en actividades de prioridad 2; y durante 2020 y 2021 para actividades de prioridad 3, exceptuando las actividades de cría intensiva de aves de corral o de cerdos, que deberán disponer de dicha garantía financiera el 16 de octubre de 2022.

Antes de la obligatoriedad de realizar ARMAS, ya habíamos iniciado nuestra actividad y, desde entonces, hemos ejecutado multitud de análisis en diversos sectores del listado de las empresas afectadas según su actividad. De nuestra larga trayectoria y experiencia en el sector, conviene destacar varias claves que ciertamente añaden valor y diferencian nuestro procedimiento de actuación:

TÜV SÜD es una compañía imparcial e independiente que actúa como 3ª parte, SIN tener interés alguno sobre los resultados (acciones posteriores) del análisis a realizar, permitiendo a nuestros clientes disponer de una valoración objetiva. 

En caso de que nuestros consultores durante cualquier parte del proceso detecten riesgos susceptibles de ser eliminados o minimizados, implementando medidas de manera sencilla y rápida que afecten directamente a los resultados del ARMA, serán comunicados al cliente para tomar las acciones oportunas y poder minimizar la cuantía, lo que generará un ahorro en la prima.

Los consultores de TÜV SÜD inciden en realizar un análisis de riesgos y posterior monetización del daño en detalle y adecuado a la realidad, pues impacta directamente en el coste anual de la garantía financiera a pagar por nuestros clientes. No disponer de una monetización real puede suponer “infra pagar” y, por tanto, será perjudicial en caso de incidente, o bien “sobre pagar” generando costes extra anuales a la empresa.

Tras el informe y consecución de la garantía, asesoramos al cliente en los siguientes pasos a seguir para la comunicación a la administración.

En la Orden TEC/1023/2019, se indicaba que las actividades de prioridad 3 tenían 2 años de plazo para disponer de la garantía financiera, pero lamentablemente la pandemia hizo que muchas actividades retrasaran la ejecución de los ARMAs a la espera de la mejora de la situación socioeconómica y en la práctica se perdió un año de plazo, acumulando la mayoría de ARMAS durante este 2021 y ciertamente, ahora que nos acercamos a la fecha (octubre 2021), nos encontramos con un volumen muy elevado de informes en ejecución. Con la mejora de la actividad, damos paso al siguiente plazo, octubre 2022, que se aplicará a las actividades de cría intensiva de aves de corral o de cerdos, que tenían 3 años de plazo inicial y que, en su caso, se espera que aprovechen también 2021 para iniciar el análisis de sus riesgos medioambientales.

Conoce más información sobre nuestros servicios de ARMA.

Siguientes pasos

Site Selector