Choose another country to see content specific to your location

//Select Country

Noticias

Según el Ministerio de Fomento, la inversión en drones para inspecciones y monitorización industrial alcanzó los 19 millones de euros a nivel mundial en 2017

En el marco del Día Mundial de la Normalización y bajo el lema ‘los estándares de vídeo crean un escenario global’, impulsado conjuntamente por la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC), la Organización Internacional de Normalización (ISO) y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), se ha resaltado la importancia de estandarizar tecnologías de vídeo como los drones, una herramienta que gana peso en la esfera personal y profesional. TÜV SÜD, compañía líder internacional en soluciones de alta calidad y seguridad, ha destacado la importancia de la armonización de los estándares a nivel global para garantizar el intercambio de bienes y la continuidad del progreso técnico.

Desde un vídeo de las últimas vacaciones que se sube a la nube para compartir el contenido con amigos y conocidos, hasta el gigante empresarial, Youtube, que se ha convertido en una de las principales plataformas para el intercambio de contenido audiovisual a través de la Red. Su potencial es esencial no solo en el plano personal, sino también para el desarrollo y seguridad de la industria 4.0. En España se prevé que el mercado de drones se multiplique por 30 en los próximos 15 años, según el plan estratégico del Ministerio de Fomento.

“La industria de ensayos, inspección y certificación (TIC), por ejemplo, utiliza técnicas de video innovadoras para inspeccionar tuberías o edificios con la ayuda de drones equipados con cámaras de alta resolución o termografía”, asegura Reiner Block, CEO de la División de Servicios Industriales de TÜV SÜD. Los datos avalan su uso industrial: solo en 2017 el sector invirtió 19 millones de euros en el desarrollo de drones para inspección y monitorización industrial.

Dentro del mundo de las tecnologías de vídeo también se utilizan gafas inteligentes o cámaras que proporcionan documentación durante todo el proceso de inspección e incluso permiten a los especialistas sintonizarlo desde otros lugares. “El desarrollo de este tipo de servicios y el uso global de estas tecnologías en beneficio de nuestros clientes es posible gracias a la estandarización de los formatos de vídeo, las tecnologías de compresión y los equipos”, enfatiza Block. “Sin la coordinación y estandarización internacional, el avance global de las tecnologías de vídeo no sería posible”, concluye.

Por su parte, María Buhigas, Directora de Calidad de TÜV SÜD España, asegura que, “como pioneros en la introducción de las primeras normas de inspección técnica para la fabricación y revisión de calderas de vapor en 1881, nuestra experiencia y conocimiento tiene mucho que aportar en los comités de estas organizaciones mundiales. Nuestras inspecciones se basan en regulaciones y estándares reconocidos en todo el mundo. Contribuimos a la mejora de las normas existentes y al desarrollo de nuevas propuestas que están directamente vinculadas con el uso de tecnologías innovadoras, así como a establecer las bases comunes del comercio internacional”.

En definitiva, el desarrollo de normativas estandarizadas, que unifiquen los requisitos fundamentales de productos, servicios y métodos, es una de las condiciones esenciales para una economía global en funcionamiento. Estas se desarrollan en un contexto de intercambio y consenso entre expertos, liderados por IEC, ISO y UIT, y su implementación contribuye a reforzar la confianza y seguridad de todos los involucrados, desde el fabricante hasta el consumidor.

Siguientes pasos

Select Your Location

Global

Americas

Asia

Europe

Middle East and Africa