NOTICIAS

La simulación está destinada a desempeñar un papel clave en la homologación de vehículos automatizados en el futuro, dados los innumerables escenarios potenciales de conducción que deben probarse.

Para validar la simulación como un método de prueba en la aprobación de vehículos, TÜV SÜD, la empresa de computación de inteligencia artificial de los EE. UU. NVIDIA Corporation, y AVL GmbH, desarrollador del sistema de conducción con sede en Austria, están iniciando una colaboración de gran alcance. Su objetivo es definir los requisitos de seguridad, los escenarios de conducción críticos y los criterios de evaluación necesarios para establecer la simulación como una herramienta de prueba. Con esta nueva colaboración, TÜV SÜD hace énfasis en su voluntad de convertirse en la organización líder independiente de pruebas de terceros en el desarrollo de la conducción autónoma.

"El uso de medios técnicos para garantizar que las funciones automáticas de conducción se ejecuten de manera precisa, fiable y segura es uno de los mayores desafíos en la homologación y aprobación de vehículos autónomos", afirma Patrick Fruth, responsable de la división de movilidad de TÜV SÜD. "TÜV SÜD ha velado siempre por la seguridad, y seguirá haciéndolo en el futuro. Junto con NVIDIA y AVL, esperamos poder asegurar la movilidad del futuro y crear la base para su aprobación".

Validación de nuevos métodos de pruebas
Además de las pruebas de conducción convencionales, la simulación tendrá un papel central en el futuro. Todos los vehículos deben reaccionar de manera correcta, fiable y segura en cada situación de conducción posible, y los expertos de TÜV SÜD estiman que cada función de conducción totalmente automatizada comprende 100 millones de estas situaciones. En consecuencia, los métodos de verificación y prueba escalables deben hacer frente a una enorme cantidad de escenarios posibles. La simulación de situaciones de conducción es un método que hace que estos objetivos sean alcanzables. TÜV SÜD, NVIDIA y AVL están trabajando codo con codo para validar y establecer la simulación como una herramienta de aprobación. "Juntos, estamos abordando la definición de la homologación digital en el futuro y cómo se puede aplicar", declara el Dr. Houssem Abdellatif, responsable global de conducción autónoma de TÜV SÜD. El plan para el futuro es aplicar los resultados de la investigación ya desde la fase de desarrollo del vehículo. "Esta consideración temprana de los nuevos hallazgos no solo mejora la eficiencia, sino que también garantiza que las funciones de conducción cumplan con los requisitos reglamentarios desde el principio", sigue el Dr. Abdellatif.

Conexión de los mundos virtual y real
Las tareas se distribuyen entre los socios colaboradores. AVL construye el puente para probar vehículos reales situando el vehículo físico en un banco de pruebas para la conducción autónoma llamado AVL DRIVINGCUBE™.

Georg List, vicepresidente de estrategia corporativa de AVL, afirma: "En esta cooperación, conectamos la simulación en todo momento con el vehículo en el circuito para proporcionar un entorno eficiente de desarrollo y validación. Una de las ventajas de esta solución es exponer la electrónica del vehículo, instalada en un automóvil real, a situaciones de tráfico virtual desde el generador de escenarios de nuestra solución de cosimulación Model.CONNECT. Esta validación de realidad virtual híbrida nos permite probar un automóvil en condiciones de hora punta. TÜV SÜD, NVIDIA y AVL unen sus fuerzas en la Quinta Avenida en Nueva York para desarrollar un gemelo digital con una alta correlación con las pruebas de conducción reales".

La principal tarea de TÜV SÜD consiste en definir los requisitos de seguridad, los ejemplos de escenarios críticos de conducción y los criterios de evaluación necesarios. Además, TÜV SÜD es responsable de evaluar la fiabilidad del equipo de pruebas utilizado, incluidas las herramientas de simulación y el banco de pruebas. "Se debe garantizar la fiabilidad del equipo para permitirnos utilizar los resultados de las pruebas en la homologación", explica Christian Gnandt, responsable de métodos virtuales de TÜV SÜD.

La parte virtual está suministrada por NVIDIA. La empresa de gráficos y de computación de inteligencia artificial de Silicon Valley suministra el hardware y el software de conducción automatizados y pone a disposición su plataforma DRIVE Constellation y el software DRIVE Sim. Serkan Arslan, director de automoción de NVIDIA, afirma: "La capacidad de conducir millones, si no miles de millones, de kilómetros en realidad virtual es fundamental para llevar al mercado soluciones de conducción seguras y automatizadas. Con TÜV SÜD, tenemos un socio reconocido con una reputación internacional en cuanto a seguridad de vehículos y tráfico".

Garantizar la seguridad desde el principio
TÜV SÜD ha acompañado el desarrollo de la conducción altamente automatizada como socio de seguridad en una amplia variedad de áreas desde el principio. En el Proyecto PEGASUS del Ministerio Federal Alemán de Economía y Energía, por ejemplo, los expertos trabajan con 16 socios industriales y científicos para establecer los requisitos de los métodos y las herramientas utilizadas para proteger las funciones de conducción altamente automatizadas. Los expertos de TÜV SÜD están participando en el proceso de revisión de las normas pertinentes dentro del marco del comité especial "Sistemas de asistencia al conductor" del Ministerio Federal Alemán de Transporte.

Las principales áreas de trabajo relacionadas con la conducción autónoma incluyen la seguridad funcional, la ciberseguridad y la gestión de datos confidenciales en general. TÜV SÜD también tiene experiencia en estos campos y está impulsando la investigación al asociar a empresas de la industria en una amplia variedad de proyectos. Un ejemplo de ello es el desarrollo de un TÜV o método de prueba, para algoritmos, en colaboración con el Centro Alemán de Investigación de Inteligencia Artificial (DFKI).

Como otro ejemplo del compromiso de TÜV SÜD con la movilidad del mañana, la compañía es socia del operador de campo de prueba para la conducción autónoma en el estado alemán de Baden-Wuerttemberg y KVV, la autoridad de transporte público de Karlsruhe, para crear un campo de pruebas donde las instituciones de investigación y las empresas tengan la oportunidad de probar sus desarrollos en el tráfico por carretera habitual.

Siguientes pasos

Site Selector